Sri Lanka

Polonnaruwa: Sri Lanka

por ViajeIndia.com
monjes-budistas-polonnaruwa-Sri-Lanka

A lo largo de los siglos, la segunda capital antigua de Sri Lanka se ha visto envuelta en duros conflictos por el poder que la llevaron a un estado ruinoso, pero se han logrado conservar un gran número de tesoros arquitectónicos y artísticos budistas.

Tras la destrucción de Anuradhapura, la primera capital del país, Polonnaruwa asumió el papel de ciudad principal entre los siglos XI y XIII. Durante su etapa, relativamente corta pero famosa, prosperaron la arquitectura y las artes budistas, mezcladas con grandes cantidades de influencias indias. Durante su esplendor, los magníficos templos hindúes y budistas de la ciudad, sus gloriosos palacios y sus grandes monasterios estaban protegidos por una muralla de 6 km de largo y abarcaba muchas hectáreas de terreno al este del enorme embalse de Parakrama Samudra. La ciudad tenía un gran valor estratégico, ya que protegía el sur de la provincia de Ruhuna, que se hizo cada vez más poderosa al dominar todos los posibles lugares de paso sobre el río Mahaweli. Se ganó el nombre de Kandavuru Nuvara o Ciudad Campamento ya que ofrecía seguridad a los soldados como puesto militar avanzado. Históricamente ocupa el segundo lugar en importancia después de Anuradhapura.

Turistas entran en las ruinas del templo de Lankatilaka en Polonnaruwa, la antigua capital de Sri Lanka. Aunque el tejado se derrumbó hace tiempo, los restos de los altos muros de las galerías le dan un aire espectacular de catedral © Davorlovincic


 

Descubriendo Polonnaruwa

Los conjuntos de restos en ruinas de esta antigua ciudad se encuentran agrupados. El Grupo del Palacio Real está formado por la residencia real del rey Parakramabahu y la Sala de Audiencias, y se encuentra al sur de la entrada. Al norte, en el imponente Cuadrilátero se encuentra el espectacular Vatadage que fue construido para albergar la Reliquia del Diente Sagrado. También al norte, pero por fuera de las murallas originales que protegían la ciudad, se concentra un enorme grupo de estructuras religiosas. Cerca del museo se encuentra el Jardín de la Isla, y un poco más al sur, junto al Embalse de Parakrama Samudra se encuentran las Ruinas del Sur. Debido a que las ruinas se extienden por un área tan grande, no es aconsejable explorarlas a pie. Se recomiendan las bicicletas, que pueden alquilarse cerca de la entrada o en las casas de huéspedes de la zona.

El Buda reclinado en el templo de roca Gal Vihara de la antigua Polonnaruwa. Este tipo de representación muestra al Buda durante su última enfermedad, camino de entrar en el Nirvana © Nuwan Liyanage


 

El grupo del Palacio Real

Las fortificaciones protegían antiguamente Vejayanta Prasada, el palacio de siete pisos de altura del rey Parakramabahu, la Sala de Audiencias y otras edificaciones que se encontraban en el corazón de la antigua Polonnaruwa. El palacio fue en su día una gran residencia con 1000 salas y un enorme salón con 30 columnas que sostenían su techo, como demuestran los agujeros que fijaban las vigas, aún visibles. Hoy en día, la antigua grandeza sólo queda sugerida por las restantes estructuras de ladrillo de tres pisos de altura.

Al este del palacio puede verse la Sala de Audiencias o Sala del Consejo. Aquí el gobernante celebraba reuniones con sus oficiales y consejeros, y aunque el techo de la sala no resistió los embates del tiempo, se conserva la base, adornada con frisos de leones, elefantes y enanos. Típica de la antigua arquitectura cingalesa, hay una magnífica piedra lunar al pie de los escalones que suben al siguiente nivel. Las barandillas están decoradas, mientras que dos figuras de león montan guardia junto al último escalón.

Los Baños Reales, de forma cuadrada, están magníficamente dispuestos en varios niveles y situados al este del Salón de Audiencias. Se cree que en su día estuvieron rodeados de flores y árboles como parte de los jardines de recreo de la familia real. Las ruinas cercanas podrían haber sido una casa de baños. También para la realeza.

Monos langur grises en Polonnaruwa. Tres especies diferentes de estos animales viven en la ciudad en ruinas, las otras dos son los macacos de torsión y los monos hoja de cara púrpura que se mantienen en las copas de los árboles. © Danilovi


 

Shiva Devale No 1

Junto al cuadrilátero se encuentra un santuario del siglo XIII construido en la época de la ocupación india. Dedicado al dios Shiva, destaca por su excepcional trabajo en piedra. Construido completamente sin el uso de mortales las piedras fueron cortadas para encajar perfectamente. El techo en forma de cúpula de ladrillo se derrumbó hace tiempo, pero durante las obras de excavación se descubrieron unos excelentes bronces que ahora se exponen en el Museo Nacional de Colombo.

Los detalles ornamentales tallados en piedra muestran la excelente artesanía de la antigua ciudad de Polonnaruwa, Sri Lanka © Danilovi


 

Buddha Seema Pasada

Esta imponente estructura, incluso en su estado actual de ruina, fue en su día la Sala de Convocatorias donde los monjes se reunían para discutir asuntos religiosos. Situada cerca de Lankatilaka, era parte de un amplio complejo monasterial y tenía 12 pisos de altura. Una tarima interior elevada estaba reservada a los monjes de los rangos más altos. Cuatro entradas conectan la sala con un patio interior con una preciosa piedra lunar en cada entrada.

El templo de Lankatilaka era la estructura más alta de la antigua Polonnaruwa. Estaba construido con ladrillos, contaba con unos cinco pisos de altura y tiene una estatua de Buda muy alta a la que le faltan la cabeza y los brazos en una de las paredes. © Milan Chudoba


 

Kiri Vihara

Kiri Vihara, con un diseño similar al de Rankot Vihara, era un templo para reliquias sagradas o Dagoba, y está situado al norte de Lankatilaka. Su construcción se acredita a Subhadra, esposa del rey Parakramabahu. Cuando se descubrió, esta Dagoba estaba revestida de yeso blanco perfectamente conservado, lo que dio lugar a su nombre, ya que Kiri en cingalés significa leche.

Se piensa que el Vatadage de Polonnaruwa se construyó para proteger la estela que alberga la Reliquia del Diente de Buda o el cuenco de los brazos de Buda. Elaboradas esculturas de piedra decoran las plataformas © Bethwolff43


 

Menik Vihara

Cerca de la puerta norte de la ciudad, un camino lleva a lo que fueron las ruinas de la Menik Vihara. Del antiguo convento sólo han sobrevivido los cimientos rehabilitados de numerosas construcciones y una dagoba más pequeña. Desde una tarima elevada, el visitante puede ver la cámara interior de las reliquias a través de la parte superior fracturada del santuario. La estupa se alza sobre una base de ladrillo de una altura inusual.

Monjes camino del Rankoth Vehera, una de las estupas más veneradas de Polonnaruwa, antigua capital de Sri Lanka. Hecha enteramente de ladrillo, es también la estupa más grande de esta milenaria ciudad © Helovi


 

El Cuadrilátero

El punto más destacado de una visita a Polonnaruwa y su principal atracción es el grandioso Complejo del Cuadrilátero, a un breve paseo al norte de las ruinas del Palacio. Esta terraza de forma cuadrangular alberga un grupo reducido de antiquísimas ruinas budistas. Una de las estructuras arquitectónicas más llamativas de Polonnaruwa es el Vatadage, construido por el rey Parakramabahu para guardar la Reliquia del Diente. Es el edificio más sagrado y antiguo de la antigua ciudad. Un muro de ladrillo rodea la Dagoba central, situada sobre una plataforma. Se accede a la terraza a través de una entrada en cada una de las cuatro esquinas, seguida de más escalones para llegar a la Dagoba. Al llegar a la parte superior, el visitante es recibido por una estatua de Buda.

Frente al Vatadage, el Hatadage original de dos pisos de altura es un antiguo santuario construido por el rey Nissankamala para guardar la Reliquia Sagrada del Diente. La entrada tiene una impresionante piedra lunar y en su interior se encuentran tres grandes estatuas de Buda. El Atadage se encuentra junto al Hatadage. Cuando Polonnaruwa se convirtió en la capital, el rey Vijayabahu l construyó este santuario para conservar la reliquia. Lamentablemente, sólo sobrevivieron la base y algunos pilares decorados. Una enorme losa de granito, Gal Pota, se encuentra en el lado opuesto del Hatadage. Pesa más de 28 toneladas/25 toneladas y tiene una longitud de más de 8 metros. Las inscripciones de este llamado Libro de Piedra elogian las virtudes del rey Nissankamala. Junto a esta losa hay una pirámide escalonada, la Satmahal Prasada, similar en diseño a los templos camboyanos o jemeres. Cerca de la puerta oeste del Vatadage se encuentra la Nissankalata, o Mandapa del Loto, una plataforma en la que presuntamente se sentaba el rey Nissankamala mientras escuchaba cánticos religiosos. Debe su nombre a los pilares de piedra que la rodean y que tienen forma de brotes de loto doblados tres veces sobre sus tallos.

En la esquina suroeste del cuadrilátero se encuentra el santuario de Thuparama, que se remonta al reinado del rey Vijayabahu. Hay ocho estatuas de Buda, algunas de las cuales pertenecen a la época de Anuradhapura, primera capital de la antigua Sri Lanka. Las rendijas en los gruesos muros de ladrillo dejan entrar la luz del sol para que los cristales de piedra caliza de las estatuas de Buda brillen y reluzcan.

Esta estatua de Buda meditando forma parte de una de las series que se encuentran en el templo de Gal Viharaya, que en un principio formaba parte del monasterio septentrional del rey. Las estatuas representan diferentes etapas de la vida de Buda © Republica


 

Jardín de la Isla

Los restos de lo que seguramente es el palacio real del rey Nissankamalla se conservan en la zona del jardín de recreo del rey Parakramabahu, detrás del museo de Polonnaruwa. Este conjunto está formado por las ruinas de varias estructuras de las que la Cámara del Consejo es la más importante. Se mantienen cuatro líneas de columnas y el zócalo que sostenía el desaparecido tejado. Una enorme estatua de granito de un león en el extremo sur del zócalo indica posiblemente dónde se encontraba el trono del rey. Las columnas anexas tienen inscripciones con los nombres de mandatarios que probablemente se sentaban junto a estas columnas cuando asistían con el rey.

Entre los nombres figuran el del primer ministro, el del guardián de los archivos, así como el de los miembros de la cámara de comercio. Un antiguo mausoleo de piedra, muy probablemente el lugar de incineración del rey, se encuentra al sur de esta Cámara del Consejo. Cerca se encuentra lo que queda de los Baños Reales con las tuberías de agua subterráneas que los alimentaban desde el embalse de Parakrama Samudra. Un pequeño montículo en las inmediaciones es todo lo que queda de la Casa de Verano construida por el rey Parakramabahu.

Sólo quedan muros y columnas del antiguo gran templo de Polonnaruwa, la antigua capital de Sri Lanka que data del siglo XI © Foryouinf


 

Ruinas del Sur

Un breve recorrido en bicicleta o un bonito paseo a lo largo del embalse de Parakrama Samudra llevan al turista a las Ruinas del Sur. Entre ellas se encuentra el complejo del monasterio, Potgul Vihara, bastante bien conservado, que constaba de varias ruinas, incluidas cuatro dagobas que envolvían una estructura redonda de ladrillo. Se cree que el edificio central, de paredes gruesas, fue una biblioteca que contenía libros sagrados. La leyenda cuenta que Parakramabahu lo construyó como el lugar donde escucharía a Pulasti, el gran sabio brahmán.

En el lado norte del conjunto del monasterio se levanta una estatua de roca con barba. Es notablemente menos esculpida que otras figuras esculpidas en la ciudad antigua, y las teorías varían entre que se trata de una imagen del rey Parakramabahu o de Kapila, un sabio Pulasti.

Estatua de un Buda sentado en uno de los numerosos santuarios de la antigua ciudad reino de Polonnaruwa, Sri Lanka © Efesenko


Esta estatua de Buda tumbado en Gal Vihara, Polonnaruwa, mide 14 metros/46 pies y representa al Buda entrando en el Nirvana. Está recostado sobre su lado derecho, con la cabeza apoyada normalmente en el codo o en un cojín © abramovtv


Las ruinas de un templo hindú Khmer en el Parque Histórico de Phanom Rung en la antigua Polonnaruwa, Sri Lanka © Photobylove


Un grupo de turistas en bicicleta atraviesa un parque dentro de la antigua Polonnaruwa. El ciclismo es un medio de transporte muy utilizado ya que las ruinas son extensas y se distribuyen por una gran superficie © Davor Lovinic


Esta estatua de un Buda meditando fue realizada en la antigua ciudad de Polonnaruwa, Sri Lanka. El recinto de la ciudad es Patrimonio de la Humanidad © Radiokukka


Cuatro estatuas de Buda, cada una orientada en otra dirección alrededor del Vatadage en Polonnaruwa. Los vatadages son únicos en la antigua arquitectura de Sri Lanka y se construían alrededor de pequeñas estatuas para dar protección © Saman Weeratunga


La antigua ciudad de Polonnaruwa, en Sri Lanka, está repleta de tesoros arqueológicos como templos, palacios, santuarios y estatuas. La estatua de un Buda sentado es sólo una de las muchas que se pueden encontrar en la ciudad del reino © Joyt


Una estatua de Buda sentado, tallada en la pared de roca tallada del templo de Gal Vihara en Polonnaruwa. Las cuatro estatuas de Buda son un excelente ejemplo de la antigua técnica de talla y escultura cingalesa © Nuwan Liyanage


Un Buda recostado, una de las cuatro estatuas rupestres en relieve de Buda en Gal Vihara, el templo de roca de la antigua Polonnaruwa. El templo es el lugar más visitado de esta antigua ciudad histórica © Mathankumar Devakaran


De lo que fue la gran mansión del rey Parakramabahu, hoy sólo quedan muros en ruinas. Se cree que algunas de las estructuras tenían hasta siete pisos de altura © Helovi


La antigua piscina real de Polonnaruwa, de forma de cruz, tenía chorros de agua con forma de boca de cocodrilo y se encuentra en una esquina de los palacios, Sri Lanka © Helovi


La piedra lunar semicircular elegantemente esculpida cerca de la piscina de baño real en la antigua Polonnaruwa. Las piedras lunares son características únicas de la antigua arquitectura cingalesa y suelen encontrarse al final de las escaleras o en las entradas © DavorLovinic


Monjes con vestimentas de diferentes colores sentados en un pequeño muro en Polonnaruwa. En su época de apogeo muchos monjes budistas residían en el gran complejo monástico © Helovi


Visitantes y jóvenes monjes pasean por los restos en ruinas de la antigua ciudad del reino de Polonnaruwa en Sri Lanka © DavorLovinic


Ruinas del gran complejo monástico de Alahana Pirivenain en Polonnaruwa. El monasterio fue construido sobre terrazas en un bello entorno con estanques para bañarse y almacenar agua, así como varios parques © DavorLovinic


Los turistas pasean por las ruinas de Lankatilaka Vihara, la construcción más alta de la antigua Polonnaruwa. Fue edificada con ladrillos y tiene cinco pisos de altura © DavorLovinic


Detalle de pequeñas estatuas en Polonnaruwa, la antigua ciudad reino que ha visto ir y venir a muchas civilizaciones, incluidos los cholas y los cingaleses hindúes y budistas del sur de la India, antes de su abandono en el siglo XIII. © Wanderluster


Esta estatua de león esculpida en la roca se encuentra en el conjunto palaciego del rey Nissanka Malla que gobernó el antiguo reino durante el siglo XII, Polonnaruwa, Sri Lanka. © Aar studio


Polonnaruwa es una antigua ciudad de Sri Lanka y fue la capital del país durante 300 años, entre los siglos XI y XIII. El Reino de Polonnaruwa fue el segundo reino más antiguo de Sri Lanka y dominó la isla, así como varios otros territorios © Aleskramer


Las ruinas de un antiguo templo hindú en Sri Lanka. Aunque los hindúes sólo representan el 12,6% de su población, los templos que se remontan a hace 2000 años demuestran que es la religión más antigua del país. © Vladkyselov


COMPARTIR ESTA ENTRADA

TAMBIÉN TE PUEDE GUSTAR

Roca Sigiriya – La Antigua Fortaleza Real de Sri lanka
Roca Sigiriya – La Antigua Fortaleza Real de Sri lanka
Kandy y la región de las colinas: Sri Lanka
Kandy y la región de las colinas: Sri Lanka
Jaffna: Sri Lanka
Jaffna: Sri Lanka
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments