Bután

Guía de viaje de Bhután: Lo que necesitas saber de antemano

por ViajeIndia.com
monjes-en-el-monasterio-karchu-dratshang-bhumthang
Cuatro monjes novicios en el monasterio de Karchu Dratshang, Bhumthang, Bután

 

Bután le espera

El mundo moderno en el que vivimos nunca duerme, todo y todos están en constante movimiento. En Bután, sin embargo, encontrará un puerto seguro lejos de las tormentas de la vida. Aquí volverá a las alegrías y los placeres de la vida terrenal, como la artesanía tradicional, el noble arte del tiro con arco, las comidas con chiles ferozmente picantes y quesos caseros, los baños terapéuticos de piedras calientes y las increíbles excursiones por las montañas.

Pero este remoto reino tiene también un lado más profundo, algo que notará inmediatamente en las ristras de banderas de oración que se mueven con la brisa de cada ladera y atraviesan los desfiladeros como puentes. Es aquí donde confluyen el humor pertinaz, la risa y las profundas creencias ancestrales. Esta faceta de Bután le dejará asombrado por la majestuosidad de los paisajes, y los viajes sosegados le permitirán disfrutar de la quietud y la tranquilidad. Se reencontrará con las tradiciones, se perderá en las maravillas de la naturaleza y alimentará su ser interior con experiencias emocionantes.

El 70% de Bután está cubierto de bosques y su huella de carbono es nula, siendo el primer país en proclamar tal hazaña, mientras que la innovación tecnológica y la ciencia comienzan lentamente a plantar sus semillas.

Bután es un diamante polifacético con mucho por descubrir. Sus puertas están abiertas de par en par para que los visitantes disfruten de los elevados picos de sus montañas y de sus interesantes ciudades. Bután está listo y ansioso por conocerle.

Mapa político del Reino de Bután, un país sin salida al mar situado en el Himalaya oriental del sudeste asiático, en el que se muestran las fronteras nacionales, la capital, Thimphu, y otras ciudades importantes, así como lagos y ríos.


 

¿En Qué Parte del Mundo Está Bután?

Bután es un país sin salida al mar situado en la cordillera oriental del Himalaya. Limita al norte con China y al sur con la India.

 

¿Se habla inglés en Bután?

La lengua oficial del reino es el dzongkha, pero como la mayoría de las asignaturas escolares se imparten a través del inglés, éste se habla mucho. La juventud que suele ver películas indias de Bollywood también habla cada vez más el hindi.

 

Bután: Su nombre, religión y lenguas

Bután está situado en el extremo sur de la cordillera oriental del Himalaya y se encuentra rodeado por dos grandes países. La Región Autónoma del Tíbet en China se encuentra al norte y cuatro estados indios, Assam, Sikkim, Arunachal Pradesh y Bengala Occidental conforman el resto de las fronteras de este pequeño país.

Los butaneses llaman a su país Druk Yul y hay una leyenda que explica el nombre. Mientras el tibetano Tsangpa Gyare Yeshe Dorji (1161 a 1211) iniciaba la construcción del monasterio de Ralung se produjo una violenta tormenta. El trueno sonó como el rugido de un feroz dragón o druk que anunciaba las enseñanzas de Buda. Tsangpa Gyare llamó enseguida a su monasterio Druk-Ralung, y a los discípulos Drukpa o «los del trueno». La orden religiosa que fundó se conoció como Drukpa Kagyupa. En el siglo XVII el budismo mahayana que fundó se convirtió en la religión estatal de Bután y de ahí que el país adoptara el nombre de Druk Yul, la Tierra del Dragón.

Más de dos mil monasterios, dzongs y templos están diseminados por todo este pequeño país y la omnipresencia de monjes vestidos de rojo de todas las edades es un buen indicio de la enorme influencia de la religión budista en todas las facetas de la vida de los butaneses. Cada distrito tiene su dzong, normalmente una enorme fortaleza monástica donde residen las autoridades religiosas y se encuentra el templo. La vida del pueblo gira en torno al templo local. La segunda religión más importante del país es el hinduismo, mayoritariamente entre la población de ascendencia tibetana.

La lengua oficial de Bután es el dzongkha, que se habla más en las regiones occidentales. Se pueden escuchar otras dos lenguas principales, el nepalí en el sur y el sharchopkha, también llamado tshangla en las partes orientales. Otros 19 dialectos han sobrevivido en focos aislados en pueblos separados de sus vecinos por el terreno montañoso y en valles remotos.

Una joven cruza un puente de madera en Paro, Bután. Va vestida con sus ropas tradicionales; una Kira larga que llega hasta el suelo ceñida al cuerpo sobre una camisa y una chaqueta o Toego


 

El Reino y su Población

Hasta la década de 1960, Bután era conocido erróneamente como la «Tierra Prohibida». Hasta entonces la falta de carreteras lo hacía inaccesible debido a su geografía particular. Su aislamiento forzoso no era, pues, consecuencia de una elección histórica o política, sino de su situación remota.

El reino tiene una superficie de 38.394 km2, aproximadamente el tamaño de Suiza. La población de Bután es de 780.000 habitantes, lo que hace que la densidad de población sea bastante baja, en torno a 18 personas/km2. Un dato interesante es que todos los ciudadanos del país poseen tierras y el 64,4% de la población depende de las prácticas agrícolas para su subsistencia, lo que convierte a Bután en un país predominantemente agrario. Los bosques cubren alrededor del 81% del país, y sólo el 8% es cultivable, estando el resto bajo una capa de nieve permanente.

Se trata de un país bendecido con una belleza natural asombrosa, aire limpio y gente amable. Su antigua cultura espiritual sigue viva y la asombrosa arquitectura se roba el aliento. Los sabios reyes que gobiernan el país introdujeron la FNB, el concepto de felicidad nacional bruta, una medida para medir su prosperidad por la felicidad y el bienestar de sus gentes. Aquí nacen leyendas e ideas visionarias con las que todo parece posible.

El acto principal del Festival de Baile de Máscaras Tsechu en el Monasterio Thangbi Lakhang en Jakar, Bután. Es la ceremonia Mewar o Bendición del Fuego, la cual se cree que limpia a la gente de sus pecados.


 

Tsechus, Domchoes y Tiro con Arco, las principales fiestas y deportes de Bután

Los festivales religiosos son, con diferencia, los acontecimientos más importantes de este reino. Los tsechus y los domchoes son los dos festivales que atraen cada año a miles de personas a los grandes y numerosos dzongs y monasterios repartidos por todo el reino. Los tsechus se celebran sobre todo en otoño, cuando los agricultores han terminado la mayor parte de sus labores. El popular Tsechu del valle de Paro, sin embargo, es la excepción y se celebra en primavera. Estos festivales consisten principalmente en bailes de máscaras interpretados por laicos y monjes ataviados con extravagantes máscaras y trajes. Entre los bailes los atsaras o payasos de cara roja proporcionan un entretenimiento ligero con rutinas farsescas en las que a menudo se utilizan falos de madera de gran tamaño. Las familias celebran chokus o reuniones anuales privadas de oración, tras las cuales hay una fiesta en el pueblo. Un importante festival religioso hindú, el Dashain, también se celebra en otoño y lo festejan principalmente los lhotshampa. Todos se visten con ropas nuevas, disfrutan de fastuosos banquetes, contemplan alegres danzas acompañadas de tambores y los miembros de la familia se reúnen para recibir las bendiciones de sus mayores.

El datse o tiro con arco es el deporte nacional de Bután y también su pasatiempo más popular. Tradicionalmente las flechas y los arcos están hechos de bambú. El objetivo es acertar a dos pequeñas dianas de madera pintada colocadas a 140 m de distancia en el extremo opuesto del campo. Esto significa que el arquero se encuentra a 145 m de su diana, una hazaña asombrosa ya que la distancia internacional es de sólo 50 m. Hay un campo de tiro con arco en casi todos los pueblos y durante los fines de semana y los días festivos se celebran varios torneos. Si por casualidad pasa por allí, mejor cierre la ventanilla; una flecha perdida no deseada puede acabar en su coche con consecuencias nefastas. Los tiradores suelen ser animados por entusiastas «animadoras» femeninas. Los arqueros que tiran con arcos compuestos importados con modernas poleas para una mayor fuerza y velocidad son la envidia de todos.

Una bailarina enmascarada interpreta la danza Cham o Juicio de los Muertos durante el Festival Tsechu en Paro Dzong, Bután. Se dice que esta danza se originó en algún lugar de las montañas del Himalaya


 

Cuándo Visitar Bután

Los meses de otoño, septiembre, octubre y noviembre, son los mejores para visitarla, con menos lluvia y hermosos cielos despejados. Sin embargo, el invierno tiene su propio encanto y hará realidad el sueño de todo fotógrafo. Los picos de las montañas se cubren de nieve blanca y brillante y las banderas de oración añaden salpicaduras de color. Sólo tenga en cuenta que, sobre todo por la noche, las temperaturas pueden descender por debajo de los cero grados y las carreteras suelen estar cerradas a causa de los aludes de lodo y los desprendimientos. Los meses de primavera, de marzo a mayo, suelen ser húmedos y lluviosos pero es una época maravillosa para los excursionistas, ya que todas las flores silvestres como los rododendros están en flor y el aire se llena del canto de los pájaros. De junio a agosto el monzón está en pleno apogeo y la mayoría de los viajeros prefieren evitar estos meses, pero siempre hay visitantes a los que no les importa el calor de julio. Recuerde también que las condiciones meteorológicas cambian drásticamente según la altitud.
Temporada alta: De marzo a mayo y de septiembre a noviembre 2023
Temporada baja: De diciembre a febrero y de junio a agosto de 2023

 

Información de interés sobre Bután

Capital: Thimphu
Idioma: El dzongkha es la lengua oficial, pero el inglés está muy extendido.
Moneda: El Ngultrum equivale a la rupia india. Las rupias se aceptan ampliamente en todo el país
Religión: El budismo tántrico o vajrayana es la religión oficial de Bután.
Hora local: Bután está 6 horas por delante de GMT y 30 minutos por delante de la hora estándar de la India
Altitud: La elevación varía drásticamente, pero se sitúa entre los 240 m y los 7.541 m
Superficie terrestre: 38.394 km²/14.824 pies cuadrados
Superficie forestal: 72,5% del país

 

Idioma

El idioma nacional de Bután es el dzongkha y en 1971 fue declarado lengua estatal. Se habla principalmente en la parte occidental del reino. Sin embargo, éste es un país políglota y sus habitantes hablan la asombrosa cifra de diecinueve lenguas y dialectos diferentes. Además del dzonghka se oyen otras tres lenguas principales: el nepalí o lhotshamkha en el sur, el bumthangkha en la región central y el inglés. Como el inglés es el medio de instrucción en las escuelas, se habla habitualmente entre la población. Bollywood también ha dejado su huella liguística, en forma del hindú que es conocido y hablado por la mayoría de los lugareños.

 

Frases Esenciales en dzongkha Para Practicar de antemano

Hola: Kuzu zangpo la
¿Cómo está?: Gaday bay zhui?
Sí: Inn
No: Men
Gracias: Kadrin chhe la
Encantado de conocerle: Ga choe da je di sem ga yi
Disculpe: Atsi zur nang

 

Requisitos de visado para Bután

Bután tiene una estricta normativa turística y todos los viajeros extranjeros necesitan un visado para entrar en el país. Debe hacer los trámites para su visado antes de su llegada, así que cuando haga la reserva de su paquete turístico a Bután con nosotros, esto formará parte de todo el proceso. Su pasaporte debe ser válido durante al menos 6 meses después de su llegada a Bután y tener al menos una página en blanco. El coste es de 50 USD para todos los visitantes excepto los de Bangladesh, India y las Maldivas que están exentos. Los ciudadanos de estos 3 países pueden obtener el visado al entrar en Bután. En resumen

Se requiere pasaporte válido durante al menos 6 meses después de su llegada a Bután para todos los extranjeros. Sólo se necesita un carné de votante para los adultos de nacionalidad india.
Los niños de nacionalidad india necesitan un pasaporte con una validez mínima de 6 meses o un certificado de nacimiento.

Es obligatorio un seguro médico completo que cubra también el tratamiento del COVID-19.
Fotos tamaño pasaporte. Se aceptan fotos digitales de móvil.
Asegúrese de incluir toda la documentación anterior al reservar su viaje a Bután con el operador turístico.

Las diferentes denominaciones del ngultrum butanés, también llamado «nu» para abreviar, equivalen al valor de las rupias indias. La moneda india hasta denominaciones de 500 rupias es ampliamente aceptada en Bután.


 

Dinero y Divisas

El BTN, ngultrum es la moneda oficial butanesa. Un ngultrum equivale a una rupia india. Aunque los ngultrums no son válidos en la India, las rupias se exceptuan ampliamente en Bután hasta denominaciones de 500. Por tanto, los billetes de 2.000 rupias no se aceptan en el reino.

Asegúrese de llevar dinero en efectivo, sobre todo cuando viaje a zonas rurales. También es práctico para comprar recuerdos y aperitivos. Se puede sacar dinero de los cajeros automáticos de los bancos de las grandes ciudades utilizando una tarjeta Master Card o Visa. Los dólares son válidos como medio de pago, pero probablemente recibirá el cambio en rupias.

 

Cambio de Dinero

Su guía turístico le informará de los mejores lugares para cambiar su dinero.

 

Tarjetas de Crédito

El pago con tarjeta de crédito está muy limitado y se aplica un recargo del 5% a las transacciones si se dispone de estas facilidades.

 

Disponibilidad de cajeros automáticos y efectivo

Encontrará cajeros automáticos en todas las ciudades importantes de Bután. Tres bancos aceptan tarjetas de crédito extranjeras: el Banco Nacional de Bután, el Druk Punjab National Band y el Banco de Bután. Se puede sacar dinero en los cajeros con una tarjeta Master Card o Visa, aunque debe tener en cuenta las comisiones que se aplican.

Le recomendamos que saque dinero a su llegada a Paro o Thimphu antes de iniciar sus viajes a zonas más alejadas. Podrá cambiar sus divisas por nu a su llegada. Tenga en cuenta también que el ngultrum no se utiliza en ningún otro lugar fuera del reino de Bután. Si viene con dólares estadounidenses, son mejores los billetes de 100 dólares, ya que su tipo de cambio es más alto que el de las denominaciones más pequeñas.

Es aconsejable no depender de los cajeros automáticos ya que no son fiables y su disponibilidad es limitada. Tampoco puede depender del plástico, es mucho mejor utilizar efectivo en euros, libras esterlinas o dólares estadounidenses.

Un guía butanés vestido con el tradicional Gho explica el significado de un mural en Trongsa Dzong. El vestido tradicional de las mujeres se llama Kira. Su guía dispondrá de abundante información sobre la cultura, la religión y la historia de Bután y podrá responder a todas sus preguntas.


 

Las propinas en Bután

Aunque no es obligatorio dar propinas, estamos comprometidos a asegurarnos de que todos nuestros conductores y guías turísticos reciban un salario digno. Puede reconocer un buen servicio y un trabajo bien hecho dando una propina a su conductor o guía como muestra monetaria de agradecimiento por su duro trabajo y dedicación. Los viajeros preguntan constantemente cuál sería una cantidad decente para dar propina, y es una pregunta delicada. Cada uno tiene su propia idea al respecto, pero si tenemos que hacer una recomendación, de cinco a diez euros por persona y día se considera aceptable.

 

El personal local

Una vez más, dar propina a los lugareños no es obligatorio, pero debe saber que las propinas son habituales y forman parte integral de la muestra de agradecimiento por la prestación de un buen servicio en Bután. El personal local también esperará a veces una propina de los miembros individuales del viaje como reconocimiento cuando presten servicios de carácter más personal. Deje unos 30 euros para propinas del personal local durante su viaje a Bután.

 

Seguro de Viaje

Un seguro de viaje válido y completo que cubra también el tratamiento del COVID-19 es obligatorio para todos los visitantes que entren en Bután. Debe ser válido hasta que salga del país.

 

¿Qué debo llevar para mi visita?

Como el Reino de Bután se encuentra en la cordillera del Himalaya, el tiempo cambiará según la altitud. Bután es un país budista estricto por lo que vestir modestamente mostrará su respeto por las normas culturales del pueblo. Cuando visite los templos y mientras camine por pueblos y aldeas deberá cubrirse.

Calzado para senderismo: Bután tiene mucho que explorar y gran parte lo hará a pie, por lo que su elección de calzado es muy importante. Necesitará un calzado cómodo y resistente para disfrutar al máximo de su viaje.

Bastón de senderismo: Los bastones le ayudarán a mantener el equilibrio en aquellos caminos y carreteras que sean irregulares o estén mojados.

Mantas: Asegúrese de llevar varias capas de ropa: una capa interior de lana caliente para la parte superior del cuerpo y las piernas, una capa intermedia, y para la parte exterior pantalones de lluvia y una chaqueta impermeable.

Sombrero: Es posible que se exponga mucho al sol mientras camina por las montañas, así que lleve un sombrero Tilly o un sombrero de visera de buena calidad para cubrirse la cabeza y el cuello.

Protector solar: A mayor altitud, el sol puede ser bastante fuerte, por lo que es esencial utilizar protección.

Bálsamo labial: El clima de Bután puede llegar a ser muy seco, por lo que un buen bálsamo labial o un chapstick y crema hidratante para el cuerpo es una buena idea.
Medicinas para el mareo: Viajará por muchas carreteras sinuosas, así que si es propenso al mareo, tome sus previsiones.

Traje de baño: Si piensa disfrutar de las aguas termales o de los tradicionales baños de piedras calientes, empaquete su traje de baño.
Paraguas y abrigos para la lluvia: Si sus vacaciones en Bután coinciden con la estación de los monzones, estos artículos serán imprescindibles.

Una comida familiar típica incluye arroz, sopa, verduras, fideos salteados, ternera y una ensalada, Thimphu, Bután


 

Cocina butanesa; Qué comer y beber

La cocina butanesa es única y difiere de la de todos los demás países. Su remota ubicación en las montañas del Himalaya y el hecho de que se encuentre entre China, el Tíbet, India y Nepal hacen que su comida muestre influencias de todos estos países. A pesar de todo, Bután ha conseguido mantener sorprendentemente su propia cultura culinaria. Los productos que se pueden cultivar en las frías regiones montañosas son limitados, pero los valles fértiles y las zonas climáticas más suaves reúnen las condiciones perfectas para cultivar muchos productos frescos. Estos ingredientes son, por tanto, fáciles de conseguir y de utilizar de muchas maneras diferentes. Entre ellos se encuentran el arroz rojo, la mantequilla y los quesos elaborados con leche de vaca y de yak, carne seca de cerdo, ternera y yak (para conservar la carne durante el invierno), trigo sarraceno para fideos, tortitas y comidas similares, así como verduras como coles, setas, patatas e incluso helechos comestibles.

Aunque las comidas en Bután son deliciosas y sanas, los paladares extranjeros pueden encontrarlas algo repetitivas. Los platos locales consisten invariablemente en arroz rojo, verduras frescas y normalmente algo de carne. Dado que Bután es un país budista, muchos de sus habitantes son completamente vegetarianos, por lo que los que no comen carne tendrán mucho para degustar.

El ema datshi, una abundante sopa con guindillas y queso, acompaña todas las comidas en Bután y es su plato nacional. De hecho, los butaneses sienten un amor infinito por el chile; aquí se trata como una verdura y no como una especia como en el resto del mundo. Por ejemplo, le servirán una comida a base de arroz rojo, chiles y queso casero, coronado con una especie de chutney hecho con chiles rojos o verdes secos. Esto puede sonar alarmante para los que no son amantes de la comida picante, pero tenga la seguridad de que es un acompañamiento maravillosamente delicioso para cualquier comida. No todos los chiles son igual de picantes y el queso de leche de yak suele sofocar los peores picantes. El ema datshi se suele servir aparte, por lo que usted tendrá el control absoluto del nivel de picante al que se enfrenta.

El chile se cultiva en abundancia en todas las granjas del país y se ha infiltrado en todos los menús de la cocina butanesa. Se ha convertido en un alimento básico como las patatas, el jengibre y el arroz. Los chiles definen cada aspecto de la comida local y vienen en variedades verdes, rojas y a veces incluso amarillas. La comida en este país sin alguna forma de chiles es inimaginable, se utilizan secos, frescos, cocidos, picados y crudos, por nombrar sólo algunas opciones. Durante su viaje a Bután, tanto si se encuentra en una ciudad como en un pequeño pueblo, verá cubos llenos de chiles y largas ristras colgando en los puestos del mercado. A menudo se atribuye al frío de la montaña la explicación de la afinidad de los lugareños con esta pequeña hortaliza ardiente: les calienta por dentro y ahuyenta el frío. Sea cual sea la razón, son amadas tanto por su calor como por su sabor. Si toda una nación está tan enamorada de esta verdura, debe de haber una buena razón, así que por qué no ser valiente y desafiarse a sí mismo añadiendo un poco más de fuego a su comida.

La comida butanesa tiene muchos productos lácteos porque en todo el país se cría ganado de un tipo u otro. La mantequilla y el queso de nata se elaboran con leche de yak y de vaca, e incluso de búfalo de agua, por lo que abundan.

Tiras de chile rojo colgadas para que se sequen. Una comida sin chiles en Bután no se considera una comida y se utilizan de diversas maneras


Si le gustan los bocaditos deliciosos, está en el lugar adecuado. Las bolas de masa de Bután, llamadas momos, están deliciosamente rellenas de patatas, carne de cerdo o pollo, o queso. El relleno se envuelve en una masa y luego se cuece al vapor. Le interesará saber que los cerdos se crían con marihuana que se encuentra por todos los valles centrales, lo que añade un sabor especial único a la carne de cerdo de Bután. Otro tentempié que no debe perderse es el zow, arroz rojo frío tostado y mezclado con cualquier verdura sobrante disponible, con pequeñas semillas de amaranto mezcladas a veces. Las bolitas de queso de yak cortadas en pequeños bloques y secadas en un cordón son otro tentempié apetecible y práctico, sobre todo durante el trekking. El Shakam paa es perfecto para los amantes de la carne, la secan y la conservan antes de cocinarla con rábano y chiles.

Después de toda esta comida, necesita algún tipo de líquido, así que por qué no probar una de las ricas y saciantes bebidas típicas de Bután. La mantequilla es el ingrediente esencial del té de mantequilla, la popular bebida caliente de leche de yak sin pasteurizar, té negro, leche y, para darle un sabor especial, una pequeña pizca de sal del Himalaya, perfecta para las dietas keto. Puede parecer una combinación extraña, pero recuerde la moda del café a prueba de balas, en el que se utiliza la mantequilla sin sal procedente de animales alimentados con pasto. La mantequilla de yak también es utilizada en la bebida alcohólica del whisky de arroz y huevos que ahuyentará rápidamente el frío. El Ara es popular en Bután y se destila o fermenta de forma artesanal en casas y granjas. Para servirla, los ingredientes se mezclan en una olla, se calientan en el fuego y luego se sirven con cucharón o se vierten en tazas.

Otras bebidas elaboradas localmente son la Druk Lager, la Druk 11000 y la Cerveza Panda Roja. Se siguen procesos de fermentación naturales y sólo se utilizan botellas recicladas para esta sorprendente cerveza.

Ema datshi es una parte esencial de cada comida en Bután y consiste en queso y chiles hechos sopa o guiso


 

El precio de las Bebidas y la Comida

Las tres comidas están incluidas en el coste de su viaje de lujo a Bután, pero a continuación le ofrecemos algunas recomendaciones sobre el coste de la comida y la bebida en el país para su conocimiento.

Muchos factores influyen en lo que pagará por una comida, como la ubicación, el tipo de restaurante y los platos del menú elegidos. Como en cualquier parte del mundo, los restaurantes de lujo en el centro de las ciudades cobrarán sin duda más que un restaurante local en un lugar más apartado.

A continuación se indican los precios de algunos artículos básicos en la capital, Thimphu:
Agua sin gas 330 ml: 15 BTN/$0,20
Coca-Cola 330 ml: 30 BTN/$1
Capuchino normal: 85 BTN/$1
Cerveza importada 330 ml: 250 BTN/$3
Botella de vino de gama media: 250 BTN/$3
Hamburguesa con queso: 70 BTN/$0,85
Comida barata de restaurante: 180 a 200 BTN/$2,20 a $2,50
Comida de restaurante decente: 250 a 400 BTN/$3 a $5

Bolsas llenas de diversas especias en el mercado de Thimphu. Cardamomo, jengibre, macis y nuez moscada son algunas de las especias que se cultivan en Bután.


 

Cenando en Bután

Realizar una visita guiada oficial es la única forma en que se permite a los visitantes viajar por Bután, lo que significa que su guía o guía turístico estará a cargo de la elección de los restaurantes que visite. Dicho esto, su experiencia gastronómica variará desde los restaurantes más lujosos de Thimphu hasta los establecimientos familiares de gestión local mucho más informales de las zonas rurales. Las comidas son copiosas y abundantes, con abundante carne, queso y mantequilla en casi todos los platos. Los vegetarianos deben estar atentos ya que muchas comidas vegetales también contienen carne seca, así que asegúrese de comunicar bien sus preferencias.

Elija lo que elija del menú, es probable que reciba una serie de pequeños acompañamientos como salsa de chile, guindillas, arroz, queso, verduras y condimentos, convirtiendo cada comida en una emocionante aventura de sabores de los manjares locales.

 

Calzado

En el transcurso de su viaje a Bután caminará mucho, así que asegúrese de meter en la maleta unas zapatillas deportivas cómodas, zapatos para caminar o botas ligeras para caminar. Para la subida al Nido del Tigre se recomienda calzado con soporte para los tobillos.

 

Equipaje

Los pasajeros de clase turista de Druk Air pueden embarcar 66 libras/30 kg de equipaje y llevar 11 libras/5 kg en cabina.

 

Equipamiento

Le recomendamos que lleve los siguientes artículos: Linterna, prismáticos, una cantimplora, bálsamo labial con buena protección solar, un protector solar de alta STPF (al menos factor 15), repelente de insectos y un par de gafas de sol de alta calidad. Un bastón de senderismo para la subida al Nido del Tigre es una buena idea, si no, puede alquilar uno en la salida. Lleve también un bañador por si quiere refrescarse en las piscinas de los hoteles de Bután y la India.

Los falos pintados en las paredes son una visión común en todo Bután. Según el budismo tántrico, se cree que estos signos ahuyentan a los malos espíritus y traen buena suerte.


 

Los Símbolos Fálicos en Bután no son Pornográficos

Puede que le resulte extraño encontrarse con tantos símbolos fálicos por todas partes por donde viaje en Bután. En realidad, esta obsesión es un elemento integral de la religión y la cultura butanesas. Espere ver penes de todos los tamaños pintados en paredes y puertas, ofrecidos como recuerdos e incluso en forma de esculturas gigantes.

Este inusual culto tiene su origen en el muy querido santo Drukpa Kunley, que creía en el uso de métodos poco convencionales y extraños para transmitir sus enseñanzas. Durante sus vacaciones en Bután aprenderá mucho más sobre la interesante vida de este yogui y cómo fue que el falo adquirió tanta prominencia en el budismo butanés. Aunque no esté de acuerdo con su escandaloso comportamiento de utilizar el sexo como herramienta para transmitir su mensaje, forma parte integral de la historia butanesa. Se cree que Chime Lhakhang, un templo situado en el hermoso valle de Punakha, favorece la fertilidad y las parejas que desean tener hijos viajan hasta aquí para hacer ofrendas, rezar y buscar las bendiciones del santo. Es habitual ver a mujeres que portan un gran falo de madera como si fuera un bebé dar tres vueltas alrededor del templo, un ritual de fertilidad local para contrarrestar la infertilidad.

Visitantes extranjeros en el patio del Punakha Dzong en Bután admiran la artesanía y la arquitectura butanesa única.


 

Entradas a Monumentos y Otros Destinos

Monasterio de Taktsang en el Nido del Tigre, Paro, el dzong más venerado del reino:
Adultos: BTN 2000/$25
Niños de 5 a 18 años: BTN 1000/$12,50
Niños menores de 5 años: Gratis

Otros lugares sagrados y monumentos, incluidos los dzongs y la famosa estatua de Buda Dordenma en Thimphu:
Adultos: BTN 2000/$25
Niños de 5 a 8 años: BTN 1000/$12,50
Niños menores de 5 años: Gratis

 

Dzongs: Códigos de Vestimenta

Desde luego, no querrá perderse la oportunidad de contemplar el mayor número posible de los impresionantes dzongs de Bután. Estos monasterios-fortaleza son grandes edificios tradicionales e históricos con un templo, patios, una torre y espacios públicos. Los dzongs son la prueba tangible de que el Estado y la Iglesia son inseparables en Bután.

El código de vestimenta para entrar en cualquier dzong es bastante estricto. No se permiten pantalones vaqueros y no basta con llevar una chaqueta alrededor de la cintura. Las chaquetas deben llevar cremallera o botones y no se permiten pantalones cortos, sombreros, faldas cortas, camisetas ni sandalias. Aunque los turistas no tienen que vestirse con la kira o el gho nacionales, deben vestir modestamente con las piernas y los brazos cubiertos.

 

¿Puedo viajar por mi cuenta en Bután?

No, según la normativa gubernamental, todos los viajeros al país tienen que reservar un viaje con un operador turístico local autorizado.

 

Tomar Fotografías en Bután

Antes de filmar o tomar fotografías en el interior de un dzong, monasterio, templo o cualquier otro edificio religioso, consulte primero a su responsable o guía turístico, ya que no siempre está permitido. Es importante mostrar el necesario respeto por las prácticas y normas culturales y religiosas del país por el que viaje.

 

Seguridad Durante el Viaje a Bután

Bután es un país seguro para viajar. Visitar Bután se considera un privilegio, por lo que los visitantes son tratados y considerados como huéspedes de honor. La delincuencia es casi inexistente en todo el país. Por supuesto, existen los problemas menores habituales, como en todos los países del mundo, y debe ser consciente de cosas como las condiciones climáticas adversas, la gran altitud y, a veces, la falta de agua potable debido a un tratamiento deficiente.

Si su viaje a Bután coincide con la estación de los monzones, puede esperar desprendimientos de tierra y condiciones adversas para el senderismo y el trekking. Infórmese de los mejores meses meteorológicamente hablando para su visita, sobre todo si lo suyo es el senderismo. Dé siempre tiempo a su cuerpo para aclimatarse a las altitudes más elevadas para aprovechar al máximo su experiencia antes de ascender a mayores alturas. Conducir por las sinuosas carreteras de montaña puede ser un peligro para la seguridad y debe evitarse la conducción nocturna. Las carreteras están muy mal iluminadas y a menudo se aferran precariamente a la ladera de la montaña. Abróchese siempre el cinturón de seguridad; Los accidentes de tráfico son habituales.

Los perros callejeros son una vista común en pueblos y ciudades, pero, aunque sea un amante de los animales, mejor manténgase alejado de ellos ya que existe el riesgo de contraer la rabia. Beba sólo agua filtrada o embotellada. El agua del grifo no está tratada y puede provocar enfermedades.
Al igual que en los viajes a cualquier otra parte del mundo, siempre aconsejamos a nuestros clientes que salvaguarden sus objetos personales. Aunque los pequeños delitos sólo se producen ocasionalmente, la gente seguirá siendo gente y no todo el mundo puede resistir la tentación. Nuestros guías de viaje insisten en este punto, así como en la necesidad de contratar un seguro médico y de viaje antes de viajar al extranjero.

Antes de reservar su paquete turístico en Bután consulte las recomendaciones de su propio gobierno para viajar a Bután. Puede haber tensiones crecientes en algunas zonas fronterizas como el extremo sureste y es mejor evitar estas regiones. No obstante, si forma parte del itinerario que ha reservado, infórmese de las últimas noticias antes de emprender ese tramo de su viaje.

Dos turistas extranjeros posan con su guía. Va vestido con el atuendo nacional llamado gho, obligatorio para todos los funcionarios


 

Cómo Moverse por Bután

La única forma de viajar y ver Bután es con un viaje guiado, lo que significa que un conductor con coche privado estará a su disposición durante todo el viaje. Esto estará incluido en el coste de su paquete turístico a Bután. Siempre utilizamos vehículos como Kia Seltos o Hyundai Cretas para nuestros viajes por Bután.

 

Dónde Alojarse

La elección de las estancias nocturnas vendrá determinada por el paquete turístico que haya seleccionado y el tipo de experiencia que espere de su visita. Si opta por alojarse en hoteles, éstos variarán desde los de 3 estrellas hasta los más lujosos de 5 estrellas.

Los viajeros que prefieran una experiencia auténtica para conocer mejor a la población local, deberían optar por estancias en casas o granjas. Aquí le servirán comida casera y podrá incluso echar una mano en las tareas domésticas. Si el senderismo forma parte de su viaje, le proporcionaremos todo el equipo necesario.

Thimphu: Los hoteles de 3 estrellas recomendados son el Osel, el Namgay Heritage Hotel y el Lemon Tree Thimphu.

Punakha: Los hoteles de 3 estrellas recomendados son el Four Boutique Hotel, el Ramada Valley Resort y el Meri Puensum Resort

Punakha: Un buen hotel de 4 estrellas es el Dhensa Boutique Resort

Paro: Los hoteles de 3 estrellas recomendados son el Drukchen y el Khangkhu Resort
Amankora es un complejo de lujo con 5 alojamientos en Thimphu, Paro, Punakha Bumthang y Gangtey. Fue la primera compañía extranjera a la que se permitió construir hoteles en el reino. El hotel del valle de Paro es especialmente magnífico con vistas al pico Jomolhari cubierto de nieve. Con un pase Amankora Journey todo incluido podrá desplazarse de un hotel a otro.

El lujoso Hotel Gangtey Palace sirvió anteriormente de residencia al segundo rey del país y hace justicia al título de palacio. La mayoría de las casas de Bután tienen un altar, pero la sala del altar de esta joya de hotel es algo excepcional. Las diecinueve habitaciones son de un tamaño generoso y el restaurante sirve platos occidentales, butaneses e indios. También puede relajarse en el bar o en el salón y admirar el majestuoso Paro Dzong y los hermosos jardines.

El Taj Tashi de Samten Lam, en Timbu, abrió sus puertas a principios de 2008 y es una mezcla de lo moderno y lo antiguo, que encierra los poderosos dzongs en su estructura y el elegante mobiliario contemporáneo de hoy. Hasta ahora todos los hoteles permitidos en el país se encontraban exclusivamente en las remotas regiones rurales, pero el Taj Tashi se eleva sobre los edificios bajos de Thimphu. Aunque es tan imponente como un dzong, el hotel sólo dispone de 66 espaciosas habitaciones con accesorios de estilo moderno, alfombras hechas a mano y entramados de pino azul local. Los espacios públicos están adornados con murales con intrincados emblemas tradicionales, como nubes, instrumentos musicales con forma de cuerno llamados dhungs y simbólicos rayos llamados dorjes. En el restaurante Chig Je Gye podrá pedir comida tradicional butanesa o disfrutar de algo en los restaurantes asiático y continental. También hay un bar, un salón de té, un spa con tratamientos de piedras calientes y una piscina cubierta.

Otras estancias de lujo se encuentran en Le Meridien Thimphu, Como Uma Paro, Le Meridien Paro River Front y Como Uma Punakhu.

El lujoso hotel Taj Tashi se hace eco de la magnífica arquitectura de los numerosos dzongs de Bután


 

Lugares turísticos en Bután

Este pequeño reino es conocido por sus hermosos y fértiles valles, sus asombrosas vistas de las montañas, sus impresionantes dzongs y sus templos bellamente decorados. Estos son, por tanto, los lugares más populares entre los turistas y todos merecen una visita.

Timbu: La capital de Bután cuenta con numerosos lugares de interés cultural y religioso.

Punakha: Lugares culturales y para vivir aventuras.

Paro: El monasterio del Nido del Tigre y el aeropuerto internacional de Bután

 

Internet y Wi-Fi en Bután

La cobertura y los servicios de la red móvil son erráticos y no están disponibles en todas partes de Bután, y no todos los proveedores de telefonía móvil extranjeros permiten el roaming aquí. Verifique la situación con su propia Compañía de telefonía móvil antes de embarcarse en su viaje de lujo a Bután.

Siempre puede permanecer conectado con una tarjeta SIM butanesa local especialmente pensada para visitantes. Tenga preparado su pasaporte para comprar una y sea consciente de que, incluso con una tarjeta SIM local, el servicio será un asunto de suerte y tendrá acceso a Internet restringido sobre todo a las ciudades.

La mayoría de los hoteles disponen de Wi-Fi, pero aun así le recomendamos que adquiera una tarjeta SIM local para invitados para obtener una conexión más fiable y un cómodo acceso a datos móviles. Tenga en cuenta que los datos móviles son caros en Bután. En las grandes ciudades puede adquirir una tarjeta SIM de B-Mobile en las tiendas de telefonía móvil y las recargas son sencillas con goBoB, la aplicación del Banco de Bután. Esta práctica aplicación también puede utilizarse para otros pagos en el país.

Una SIM de invitado de Tashi Cell tiene un precio de 600 BTN/ $8 y permite enviar mensajes de texto y hacer llamadas por hasta 300 BTN, así como 2 GB de datos 3G/4G. Se puede recargar sobre la marcha.

Una tarjeta SIM de Bhutan Mobile cuesta de BTN 200/$3 a 500/$6 y permite de 100 a 200 minutos de conversación, así como de 1 a 3 GB de datos 3G/4G. Las tarifas de datos se calculan según el pago por uso a 0,0003 BTN/KB.

 

Consumo de Tabaco

La reciente Ley del Tabaco de 2021 permite a todos los minoristas de comestibles y panaderías con licencia importar y comerciar con productos del tabaco. Sin embargo, al igual que el alcohol, no se pueden vender productos de tabaco a menores de 18 años. Sigue estando prohibido fumar en público y los fumadores sólo pueden encender un cigarrillo en alguna de las zonas designadas.

Está permitido fumar en zonas privadas pero prohibido en zonas públicas tanto interiores como exteriores, en el transporte público y en los taxis. Se hacen excepciones en alojamientos y hoteles, bares, discotecas y centros recreativos. En estos casos, el gerente puede decidir destinar determinadas zonas o habitaciones para fumar, o bien optar por declarar el establecimiento zona libre de tabaco.

Tanto los lugareños como los turistas pueden tener en su poder diez paquetes, lo que equivale a 200 cigarrillos, 30 puros o 5,3 onzas/150 gramos de productos de tabaco para uso personal. Deberá declarar todos los productos de tabaco en la aduana a su llegada a Bután y mostrar las facturas de compra. Se le cobrará un impuesto y después sólo podrá fumar en las zonas designadas.

Consulte siempre con su guía cuál es el lugar apropiado antes de decidirse a fumar; no querrá causar problemas innecesarios ni a su guía ni a usted mismo.

Como ya se ha indicado, los hoteles, restaurantes y algunos bares disponen de salas para fumadores, mientras que algunos de los clubes nocturnos pueden permitir fumar después del anochecer.

Una botella de cerveza local y un plato con tarta en un café


 

Disponibilidad y consumo de alcohol

Beber alcohol forma parte de la cultura butanesa. Se sirve para honrar y mostrar hospitalidad y respeto a los invitados. Se ofrece una bebida alcohólica para conceder buenos deseos a los invitados y al despedir a amigos y familiares. El alcohol baña las comidas, a menudo se bebe como postre después de la comida e incluso se consume antes de acostarse por la noche.

Las populares competiciones de tiro con arco se embeben en alcohol, y nadie se va sin disfrutar de una copa. A estas alturas ya debe resultar obvio que los butaneses tienen una duradera historia de amor con el alcohol.

Los visitantes extranjeros siempre se sorprenden gratamente de la buena calidad del alcohol en Bután y esperan que las grandes compañías internacionales controlen las fábricas de cerveza. Sin embargo, no es así. Puede que Bután sea un país pequeño, pero produce algunas de las mejores bebidas alcohólicas de esta parte del mundo, y la industria local de cerveza artesanal va viento en popa.

Bebidas alcohólicas disponibles en Bután:

La bebida tradicional de Bután es el ara, elaborada con granos locales tolerantes a la altitud, que se fermenta o se destila y tiene un color claro, blanco o cremoso. El ara se consume durante las ceremonias religiosas y fluye libremente en las competiciones y torneos de tiro con arco, hasta el punto de que la mayoría de los arqueros están convencidos de que mejora sus habilidades.

Chang, pariente de la cerveza, también se elabora a partir de granos fermentados. La elaboran sobre todo los lugareños, que afirman que es esencial para mantener a raya el frío durante los meses de invierno.

La cerveza butanesa es de gran calidad y puede elegir entre una gran variedad. Es una buena idea incluir en su itinerario una visita a la fábrica de cerveza artesanal de Namgay o a la de Bumthang. Algunas cervezas locales son Druk Premium Lager, Druk 11000, Druk Supreme, Red Panda Weiss Beer y Thunder 1500 Strong.

También merece la pena probar el licor butanés local. Le recomendamos que pruebe el whisky K5, The Silver Jubilee, Grain Whiskey, Prophecy o Special Courier.

Un dato interesante sobre los vinos butaneses es que la Compañía Vinícola Bhutan Wine Company, con sede en EE UU, ha colaborado con sus socios butaneses para desarrollar el primer viñedo para vinos finos en Yusipang, a las afueras de la capital, Thimphu. Los vinos locales que deseará probar son Vintria Shiraz Dry, Takin Red y Zumzin Peach..

 

Los «martes secos» en Bután

Siento repetirlo, pero para reiterarlo: A los butaneses les encanta su alcohol. Si aún lo duda, el pequeño reino de Bután cuenta con más de 5.400 bares e incluso encontrará varios clubes en la capital, Thimphu.

Dicho esto, todos los martes se rompe este hábito a lo largo y ancho del país. Los martes secos no podrá comprar bebidas alcohólicas en ningún sitio, ni siquiera en un bar, ya que está estrictamente prohibido. Quizá se pregunte por qué se eligió este día como el de la infelicidad. Según el escritor británico James Montague, le hizo la misma pregunta a un camarero y la respuesta de éste fue simplemente: «Teníamos que elegir un día».

 

¿Se puede llevar alcohol?

No hay absolutamente nada que le prohíba llevar bebidas alcohólicas en Bután e incluso puede beber su cerveza en un parque u otro lugar público. Sin embargo, debe tomar nota de dos hechos. En primer lugar, los visitantes extranjeros no pueden tener en su poder más de 33,4 onzas/1 litro de alcohol. En segundo lugar, algunos de los monasterios y otros lugares religiosos no toleran el alcohol en sus recintos.

Realmente no hay necesidad de traer su propio alcohol a Bután. El país rebosa de todo tipo de bebidas alcohólicas y los lugareños le apreciarán por beber con ellos los productos locales. Así que, ¡Hasta el fondo!

 

Bután y la Sostenibilidad Medioambiental: Un campeón mundial

Bután es uno de los países más verdes del mundo en lo que a sostenibilidad se refiere. Según su constitución, la cubierta forestal debe constituir un mínimo del 60% de su superficie. En la actualidad, los bosques cubren cerca del 70% del reino. Además, Bután actúa como modelo para el resto del mundo y ostenta con orgullo el título de único país libre de carbono del mundo. En Bután se respeta y venera a la Madre Tierra, y la preservación de la naturaleza ocupa un lugar prioritario en la agenda.

Una tejedora sonríe a la cámara. Se cree que la tejeduría butanesa es una de las más sofisticadas y laboriosas del mundo y alrededor de la mitad de la población se dedica a este antiguo arte a lo largo de los años.


 

Comprar sin complicaciones

En Bután no hay necesidad de poner a prueba sus dotes de regateo. Regatear el precio de un artículo es una costumbre extraña para los butaneses, a diferencia de muchos otros países del sur y el sureste de Asia. En general las cosas cuestan lo mismo en las distintas tiendas, un gran alivio para muchos turistas que aún no han perfeccionado sus habilidades de regateo.

En ninguna aldea de Bután falta un campo de tiro con arco donde los deportistas son alentados con entusiasmo por las seguidoras durante los torneos y competiciones.


 

Tiro con arco o Dha

El deporte nacional de Bután es el tiro con arco o dha. No querrá perderse la oportunidad de probar suerte en esta práctica ancestral, así que asegúrese de incluirla en su planificación. Los butaneses son muy entusiastas de su amado tiro con arco y apreciarán su interés. Pida a su guía que le lleve al campo de un pueblo cercano y al menos deje que los arqueros más destacados del mundo le impresionen en las competencias locales.

Si se encuentra en ciudades como Paro o Thimphu un fin de semana, participe en el júbilo y la diversión de los torneos de tiro con arco. Los campos están abarrotados de participantes disparando y todo el mundo se lo pasa en grande.

Monasterio del Nido del Tigre Paro, Bután.


 

Senderismo Hasta el Nido del Tigre

El monasterio del Nido del Tigre data de 1692 y es uno de los lugares budistas más sagrados del país. El edificio parece aferrarse a una cresta en la ladera de un escarpado acantilado de unos 3.000 m/10.000 pies de altura. Para llegar al punto de partida los visitantes deben tomar un taxi y recorrer un trayecto de 20 minutos desde Paro en dirección norte. Después hay una caminata de 4 a 5 horas antes de llegar al monasterio. El trayecto de ida y vuelta es de 6,5 km y la elevación de 520 m/1.700 pies. Intente pasar algún tiempo en Paro a 2.200 m/7.200 pies de altitud para aclimatarse de antemano, para que luego esta caminata no resulte demasiado agotadora como para hacerla en un día.

Unas buenas y cómodas botas de montaña son lo mejor para esta excursión y unos bastones de senderismo le ayudarán con el equilibrio y el apoyo de las rodillas tanto cuesta arriba como cuesta abajo. Asegúrese de mantenerse hidratado durante todo el recorrido y lleve dinero en efectivo para almorzar en la cafetería de la cima.

El rafting en embarcaciones inflables es una actividad muy popular entre los turistas. Las vistas del Punakha Dzong desde el río son sencillamente espectaculares.


 

Actividades de Aventura

Probablemente habrá visto en los itinerarios de nuestros viajes a Bután que este país es sinónimo de aventura. Para los excursionistas avezados hay varios trekkings de varios días por las montañas del Himalaya, pero si prefiere algo de menor duración hay mucho donde elegir, como rafting en aguas bravas con rápidos de clase 2 a 4, kayak, bicicleta de montaña, ciclismo y senderismo.

Alquilar una bicicleta de montaña de buena calidad le costará 35 dólares al día. Para hacer rafting en los ríos Minas, Po o Mo un barco con capacidad para 6 personas le costará unos $250.

Una turista extranjera sonríe feliz a la cámara en el Trongsa Dzong en Bumthang, Bután.


 

Costes de los viajes y excursiones a Bután

Con el fin de proteger el medio ambiente y controlar la afluencia de turistas al país, el gobierno ha fijado un precio denominado «Paquete Mínimo Diario» para las excursiones, que no es negociable. Este precio lo incluye casi todo y cubre el alojamiento y las comidas, los porteadores, los guías turísticos y el transporte, así como las actividades culturales. Un porcentaje de estas tarifas se utiliza para proporcionar educación gratuita, aliviar la pobreza y asistencia sanitaria al pueblo de Bután.

Los precios de los viajes a Bután dependen del tamaño del grupo y de la temporada.

Temporada alta: de marzo a mayo y de septiembre a noviembre:
Grupos de 3 personas o más: $250 p/p
Grupos de 2 personas: $280 p/p
Individuales: $290.

Temporada baja – Enero y febrero, y de junio a agosto:
Grupos de 3 o más personas: $200 p/p
Grupos de 2 personas: $230 p/p
Individuales: $240

Existen descuentos para estudiantes y niños.

No podemos negar que un viaje a Bután puede ser costoso, pero sin duda merece la pena cada céntimo. Recuerde que los $40 que cuesta su visado son adicionales. En cuanto haya realizado el pago, el Consejo de Turismo le enviará una carta de autorización con un código de confirmación. Su visado para Bután sólo se registrará en su pasaporte cuando llegue al país.

¿Todavía se pregunta qué obtendrá por su dinero? La respuesta es sencilla: ¡Todo! Tendrá su propio chófer para transportarle a todas partes, alojamiento, así como cualquier equipo para acampar que pueda necesitar. Su amable conductor estará incluso dispuesto a echarle una mano con su equipaje. En resumen:

Desayuno, comida y cena diarios.
Alojamiento mínimo de 3 estrellas. Si desea algo más lujoso, deberá pagar un recargo.
Traslados privados a la frontera o al aeropuerto.
Guía turístico local con licencia durante todo el viaje.

Transporte y chófer, así como equipo para excursiones de senderismo o trekking.

Tasa de desarrollo sostenible de 65 dólares.

Cada operador turístico tiene sus preferencias de alojamiento, a menudo los hoteles menos costosos. Es una buena idea averiguar de antemano qué hoteles han sido seleccionados para su viaje, hacer su propia investigación y pedir al operador turístico que haga cambios si no está satisfecho. Ni su itinerario ni la elección de los hoteles están grabados en piedra, y para mantener el negocio y complacer a sus clientes las Compañías turísticas siempre se mostrarán complacientes.

 

Gastos Adicionales

Necesitará fondos adicionales para propinas a su conductor y guía por el buen servicio prestado, para comprar recuerdos y para adquirir bebidas alcohólicas. Antes de viajar, su agente de viajes deberá ver su seguro de viaje, que es obligatorio, los billetes de avión a Bután y los correspondientes a los vuelos internos.

Dos aviones de Druk Air en la pista del aeropuerto internacional de Paro


 

Cómo llegar a Bután desde la India

En Bután no hay trenes, así que una vez que salga de las ciudades y pueblos, la forma más fácil y mejor de viajar es en coche. Los vuelos internos son casi inexistentes. Algunas regiones disponen de autobuses públicos, pero suelen ser incómodos y estar abarrotados. Previamente la tarifa turística diaria incluía los servicios de un coche con conductor y el combustible.

 

Por Aire

Todos los vuelos a Bután aterrizan en el aeropuerto internacional de Paro, una experiencia emocionante en sí misma ya que el aeropuerto está situado a 2.225 m/7.300 pies en un profundo valle rodeado de altas cumbres. Las dos compañías que operan vuelos a Bután son Bhutan Airlines y Druk Air. Hay vuelos de conexión desde la mayoría de los principales aeropuertos de la India, como Calcuta, Bombay, Nueva Delhi, Bagdogra, Gaya y Guwahati, así como desde Nepal, Myanmar, Singapur y Tailandia, pero ninguno desde China o el Tíbet. Asegúrese de que su vuelo internacional tiene conexión con uno de estos aeropuertos. Si es posible, reserve un vuelo entre Katmandú, en Nepal, y Paro. Esto le llevará a través de la llamada Cima del Mundo con unas vistas espectaculares e incluso podrá ver el Lhotse, el Makalu y el poderoso Everest.

 

Por Tren

Una opción más barata si viaja desde la India es un viaje en tren desde Hasimara, la estación más cercana a Jaigaon, en la frontera con Bután y a unos 17 km de la ciudad. Hay trenes entre Jaigaon y Calcuta, a 690 km, y Delhi, a 1.663 km. Otra opción es la estación de ferrocarril de Nueva Jalpaiguri. Para más información, consulte los horarios en la página web del IRCTC de los ferrocarriles indios. Viajar en ferrocarril requiere más tiempo pero es mucho más rentable que volar y, por tanto, más adecuado para viajeros con poco presupuesto.

 

Por Carretera

Jaigaon, en Bengala Occidental, es el punto de entrada preferido para las personas que viajan por carretera a Bután. Desde aquí sólo hay 4,3 km hasta Phuentsholing, una de las ciudades fronterizas de Bután. Tome un taxi privado desde Jaigaon. También hay servicios de taxi desde Bagdogra si llega en avión y desde New Jalpaiguri si viaja en tren. Los visitantes de nuestros viajes a Darjeeling, Sikkim y Bután suelen cruzar a Bután desde la frontera india.

 

Cómo Desplazarse en Bután

Bután no tiene sistema ferroviario y sólo hay una carretera principal que atraviesa el reino de este a oeste. Por tanto, la única forma posible de viajar por Bután es a pie, en coche o en los escasos vuelos nacionales restringidos a Bumthang, Gelephu y Paro. A los visitantes extranjeros no se les permite hacer sus propias reservas de vuelos ni viajar por el país sin compañía, así que discuta el itinerario y las rutas que le gustaría seguir con su operador turístico.

Viajar por la carretera nacional, conocida como la Carretera Lateral, es una experiencia emocionante. Con dos carriles, serpentea alrededor de las montañas, se abre paso a través de puentes desvencijados, sube hasta atravesar altos puertos, para descender de nuevo por las laderas escarpadas de los acantilados. Actualmente se están llevando a cabo obras para ampliar la carretera y hacerla de doble carril. Sin embargo, no es una tarea fácil debido a peligros como desprendimientos de tierra, aludes de lodo y ríos, especialmente durante la temporada de lluvias. Los corrimientos de tierras o las fuertes nevadas suelen bloquear las carreteras y puede pasar una hora o incluso varios días antes de que vuelvan a ser transitables. Ni siquiera una carretera ensanchada cambiará esta situación. El servicio público de autobuses no es recomendable para los viajeros extranjeros, ya que los vehículos son incómodos y van muy abarrotados.

Hay taxis en Paro, Jakar y Thimphu y los conductores no suelen utilizar taxímetro. Los viajeros con visado turístico, sin embargo, no pagan por el transporte de corta o larga distancia, ya que el conductor y el vehículo suelen estar incluidos en el precio del viaje.

Tráfico en Thimphu, Bután.


 

Datos interesantes que debe conocer

Bután no recibe tantos turistas como otros destinos más conocidos, por lo que es más bien un misterio para la mayoría de los viajeros. A continuación le ofrecemos algunos datos e información curiosos para ilustrarle sobre este remoto y esquivo reino antes de su viaje.

La huella de carbono de Bután es negativa, lo que significa que elimina más gases de efecto invernadero de los que emite a la atmósfera. Además, es el primer y único país del mundo en lograr esta hazaña.

Los semáforos son inexistentes en Bután. Se instaló uno en Thimphu, la capital, pero causó tal caos y confusión que fue retirado casi inmediatamente.

La nueva constitución de Bután de 2008 prevé la protección de su medio ambiente, la primera vez que un país incluye este tipo de normas en su constitución nacional.

El plástico fue prohibido en Bután en 1999, mucho antes de que el resto del mundo despertara a los peligros de su uso.

Fumar, excepto en las zonas designadas está prohibido en Bután

No acepte inmediatamente una oferta de comida, por mucha hambre que tenga. La forma educada es utilizar la mano para taparse la boca y decir meshu, meshu. Sólo después de la segunda o tercera oferta puede aceptar.

La grulla de cuello negro, en peligro de extinción, es sagrada y muy apreciada en Bután y cualquier perturbación de estas aves le llevará a la cárcel de por vida.

Este aislado país no abrió sus fronteras a los turistas hasta 1974.

Hasta 1999, el Internet y la televisión estuvieron prohibidos en Bután.

El querido símbolo de la buena suerte de Bután es un emoji de una berenjena. Las pinturas y tallas de falos están presentes en todas partes y se cree que ahuyentan a los malos espíritus.

En Bután toda la población celebra su cumpleaños en Año Nuevo, independientemente del día en que haya nacido.

La poligamia es legal en Bután y las mujeres y los hombres pueden tener más de un cónyuge.

En su larga historia, Bután nunca cayó en manos extranjeras; nunca fue colonizado ni conquistado.

Bután es el único país del mundo que sitúa la felicidad y el bienestar de su población por encima de su producto interno bruto. Existen muchos de los llamados «test de la felicidad» en todo el mundo y llamar a Bután el país más feliz del subcontinente asiático puede ser subjetivo, pero su enfoque es más holístico y mide el progreso en FNB o Felicidad Nacional Bruta.

COMPARTIR ESTA ENTRADA

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments