India

Visita a Rai Praveen Mahal, Orchha

por ViajeIndia.com
Palacio de Rai Parveen Orcha
La imponente fachada del palacio de Rai Parveen. El romántico Rai Praveen tiene grandes arcadas y ventanas que le aportan aire fresco © ImagesofIndia

 

Palacio de Rai Praveen: un mahal cargado de leyenda

ODA A RAI PARVEEN

Sobha subh sani parmnarth nidhani diha Kalusha kripani mani sab jag jani hai Poorav ke poore punya suni jai Parveen Rai Teri vani meri rani, ganga kaiso pani hai

Versión española: ‘Oh mi reina Parveen, tu belleza es la esencia de la bondad, el puente hacia el cielo, la espada para destruir el mal. Tus palabras son puras como el agua del Ganges’.

El palacio Rai Parveen Mahal fue construido a finales del siglo XVI por Raja Indrajit en honor a su amada. Su talento y belleza eran legendarios y pronto llegaron a oídos de Akbar, el emperador mogol que ordenó a Raja Indrajit que le enviara a su cortesana. Este se negó y el emperador no tardó en imponerle una enorme multa. Como resultado, Rai Parveen tuvo que partir hacia Agra para presentarse en la corte mongol acompañada del gran literato Keshav Das.

Las magníficas ruinas del palacio de Orchha con vistas al jardín. Este palacio estaba dedicado a Rai Parveen, conocida como el ruiseñor de Orchha © Sanga Park


La corte quedó deslumbrada por la facilidad de Parveen para la poesía y la música, sus agudas réplicas y su belleza. Akbar decidió inmediatamente que Rai Parveen se uniera a su harén. Ella rechazó sus proposiciones y dijo que solo un perro, un cuervo o un sirviente real disfrutaría comiendo algo que ha sido contaminado y probado por otro.

‘Oh mi buen rey, por favor escucha mi sumisión. Solo un siervo real o un cuervo o un perro querrán comer algo que ya ha sido probado y contaminado por otro’.

Su valor se ganó la admiración de Akbar, que no solo la envió de vuelta con Raja Indrajit, sino que la colmó de exquisitos regalos.

Según algunos relatos, Rai Praveen era la cortesana de Raja Indramani y fue deseada por el último emperador mogol, Aurangzeb. De lo que podemos estar seguros es de que fue la musa de Keshav Das, el gigante de la poesía de finales del siglo XVI. Hasta cierto punto, esto hace más verosímil la historia de su visita a la corte de Akbar.

En todos estos relatos destaca la belleza de Rai Parveen, pero hay otro aspecto significativo de su carácter que resulta bastante evidente, como su valor. Aunque era la amante del soberano de un pequeño reino del centro de la India, se enfrentó al poderoso emperador que gobernaba un vasto imperio en el norte del país.

Los enormes arcos abiertos del Rai Parveen Mahal crean una sensación de frescor, Orchha © Konstantin Litvinov


 

Una maravilla arquitectónica de piedra arenisca

Los materiales utilizados en la construcción del palacio son principalmente arenisca y ladrillos. El palacio tiene dos pisos de altura y está situado al norte de Jahangir Mahal. Los dos edificios están conectados por un camino de piedra con amplios escalones planos. Entre ambos edificios se encuentran el hamam, o baños reales, y la imponente puerta oriental.

Para entrar en el recinto ajardinado, el visitante tiene que atravesar un enorme portal de piedra. Como el edificio solo tiene dos pisos, iguala la altura de los árboles que lo rodean. Todo el complejo está amurallado con un sótano y chhatris en el tejado.

D F Ruggles, en Jardines y paisajes islámicos, explica: «El complejo de Rai Parveen es un recinto amurallado… de dos plantas, con chhatris en el tejado y un sótano».

Sin duda, la principal atracción del Rai Praveen Mahal son las bellas pinturas que se encuentran en las paredes del segundo piso. Se trata de representaciones de esta encantadora belleza en nritya mudras, o posturas de baile. Lo que hace que estos murales sean tan extraordinarios son sus dimensiones. A diferencia del resto de pinturas de Orchha, estas pinturas son de tamaño natural. También es digna de mención la representación de Raja Indrajit sentado con orgullo en su corcel.

Vista lateral de los pilares del balcón del Rai Parveen Mahal, un monumento de Orchha construido durante el reinado del rey Indrajit y dedicado a la poetisa y música Rai Parveen © Sanga Park


En todas las cámaras del palacio hay grandes ventanas y nichos tallados, lo que permite que corra una brisa fresca por el palacio. A través de las ventanas, el visitante tiene una espléndida vista del imponente Jahangir Mahal al sur.

Frente al Rai Parveen Mahal se extienden jardines bien cuidados para los que se obtenía agua de tres pozos, «uno dentro del recinto y dos fuera de sus muros. La conservación del agua se conseguía mediante el uso de una superficie de mortero compacto que cubría todo el jardín excepto los parterres» (Ruggles).

El agua para regar los exuberantes jardines procedía de dos pozos situados fuera del recinto y de uno más en el interior del recinto. El uso abundante de superficies de mortero, excepto en los parterres, ayudaba a conservar el agua. Hay bonitos parterres octogonales y numerosos árboles de Ashoka. Este elaborado sistema de riego es claro indicio de la inteligente planificación que se llevó a cabo en el jardín.

Anand Mandal, el extenso jardín o bagh, forma parte integral del recinto. Sus numerosos árboles refrescan los paseos pavimentados y los estanques ornamentales. Además, los hundidos parterres convierten al jardín en un verdadero paraíso. Se rumorea que este era el lugar de encuentro del rey y su amada.

Vista trasera del palacio Rai Praveen, Orchha © Sanga Park


COMPARTIR ESTA ENTRADA

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments