Nepal

Hanuman Dhoka (Antiguo Palacio Real): Plaza Mayor Durbar en Katmandú

por ViajeIndia.com
estatua-de-Hanuman-encima-de-Hanuman-Dhoka
Estatua de Hanuman, divinidad del hinduismo y uno de los protagonistas de la épica sánscrita Ramayana. Esta estatua se eleva sobre el tejado del antiguo palacio real, Hanuman Dhoka, en la plaza Patan Durbar, en el valle de Katmandú. © Andy Wasley

Los turistas de todo el planeta comienzan su aventura en Katmandú en la plaza principal Durbar. Está llena de vida, cuenta con numerosas atracciones y lugares de interés, y en ella se encuentra el Antiguo Palacio Real (Durbar). A pesar de que parte de la zona sufrió daños por los terremotos, sigue siendo un lugar que atrae y recibe turistas todos los años.

Denominado localmente Hanuman Dhoka, nombre que hace honor sobre todo a la puerta principal, el Antiguo Palacio se extiende por una gran extensión de terreno y cuenta con numerosos lugares de interés. Antes de entrar, párese un momento en la vistosa reja de madera del lateral derecho. Si se observa entre los listones, se puede ver una máscara de metal con una atemorizante representación de Shiva, Seto Bhairab. Esta máscara se coloca para asustar a los malos espíritus que quieran entrar en el palacio. Una vez al año, durante la celebración del Indra Jatra, la reja se desmonta y el icono de cuatro metros de altura se decora con papel y flores. Todas las noches se instalan una fuente y una manguera para que salga cerveza de arroz por la boca de la máscara. Esto atrae a muchos jóvenes impacientes por probarla.

Esculturas de madera exquisitas en Hanuman Dhoka, en la plaza Durbar, una de las tres plazas del palacio real del valle de Katmandú. Las tres plazas son Patrimonio de la Humanidad © Anirut Thailand


A la izquierda hay una gran columna que soporta una estatua del rey Pratapa Malla de rodillas sobre una flor de loto. Él pagó la mayoría de las estatuas de la plaza. La estatua del rey da a la sala del templo Degu Taleju del tercer piso en la que rezaba. Al lado hay pequeñas estatuas de sus dos primeras esposas y sus cuatro hijos favoritos. La posición arrodillada representada en esta y otras estatuas de reyes Malla es muy distinta de las posturas erguidas y más marcadas de los reyes Rana y Shah.

Hay que pasear por el espacio al aire libre hasta llegar al Hanuman Dhoka, la entrada al palacio. El Hanuman se observa como guardián de la puerta con túnicas rojas y capas de sindhur y aceite de mostaza en la cara. Los turistas han cubierto bien sus facciones en los 300 años que lleva aquí bajo un majestuoso paraguas. Este Rey Mono del Ramayana era muy querido por los Mallas. Se dice que les traía la victoria en las batallas y ahuyentaba a los demonios, las brujas e incluso la viruela.

El templo de Kasthamandap, en Hanuman Dhoka (Katmandú), resultó completamente destruido durante el violento terremoto de 2015, pero fue restaurado en 2022 para recuperar su antiguo encanto Fue construido en madera sin clavos de hierro © shree ram shrestha


 

ANTIGUO PALACIO REAL

El palacio original situado en este lugar era mucho más grande. Existen anotaciones de 1880 que hablan de entre 40 y 50 patios interiores distintos. Ahora sólo quedan 12. Algunos simplemente han sufrido el paso del tiempo, mientras que otros se derrumbaron en un terremoto en 1934. Los jardines del palacio actual ocupan cinco acres.

Históricamente, este lugar ha tenido un palacio desde el año 500 d.C., aunque ninguno de los actuales edificios se remonta tan atrás. El Hanuman Dhoka, por ejemplo, sólo tiene unos 300 años. El actual Antiguo Palacio Real consta de múltiples patios, salones, templos, edificios y torres construidos bajo el gobierno de diversos reyes en distintas épocas.

Este edificio pertenece a la dinastía Malla. Antes de su traslado al actual palacio Narayanhiti, los dirigentes Shah sólo residieron en el antiguo lugar alrededor de 100 años. El edificio de Durbar está parcialmente abierto al público, se mantiene para ceremonias y tradiciones espirituales, y también alberga oficinas y almacenes.

La plaza Basantapur es parte del antiguo complejo Hanuman Dhoka, que se distribuye a lo largo de cinco acres. © FS11


 

Nassal Chowk

Bautizado así en honor a la forma que tiene Shiva de bailar, Nassal Chowk es el primer patio al que se puede acceder en el interior del palacio. El escenario del centro fue antiguamente escenario de representaciones de danza durante el reinado de los reyes Malla. Se utilizó para hacer las coronaciones durante la época de los Shah y mantienen ese fin hoy día. La coronación más reciente que ha tenido lugar ha sido la del hermano del rey Birendra, el rey Gyanendra, después de que todos los miembros de la realeza nepalí murieran asesinados en el año 2001.

A la izquierda se encuentra Narasingha, una estatua de color negro y plateado de la encarnación de Vishnu. La escultura representa una brutal escena del hombre-león destrozando a un demonio con la mano. Las leyendas cuentan que Vishnu adquirió esta forma sólo para derrotar al demonio, que era inmune a cualquier muerte causada por el hombre, los animales o las armas. En lugar de eso, Vishnu subió al demonio a su regazo y lo descuartizó. La estatua en sí fue una respuesta a un incómodo problema que experimentó Pratapa Malla. Una vez se ocultó tras una máscara de Narasingha, lo que dio a la divinidad la oportunidad de poseerle. Llamaron a los sacerdotes y le encargaron que construyera una estatua para que el agitado dios entrara en su lugar.

Los retratos de los soberanos Shah con la corona de plumas Sri Pech se encuentran en las paredes de la galería de la izquierda. Los reyes Malla utilizaban esta sala para celebrar audiencias con personalidades importantes. Por todas partes se pueden observar muchas cosas muy peculiares. La pared del lado Este presenta un Vishnu dorado con varios brazos resguardado bajo un cristal. Caminando hacia el norte se encuentra un templo de cinco plantas llamado Panch Mukhi Hanuman o Hanuman de las Cinco Caras. Éste, y el templo de la esquina opuesta en el que se encuentra la divinidad de la persona del rey Malla, no están disponibles para el público.

Nasal Chowk es el lugar ideal de la ciudad si le apasionan las esculturas históricas en madera. Ventanas, puertas y paredes están adornadas o cubiertas con elaborados Sólo la entrada de Lohan Chowk tiene más de 20 decoraciones talladas diferentes.

Puestos de antigüedades y souvenirs en los patios de Hanuman Dhoka en Katmandú © sasimoto


 

El museo Tribhuvan

El museo Tribhuvan lleva el nombre del hombre que se considera el rashtrapita o padre de la nación. En 1951, ayudó a recuperar el reinado de los monarcas y a crear nuevas conexiones con el mundo fuera de las fronteras de Nepal. Las partes sur y oeste, cerca de Nassal Chowk, están llenas de utensilios, objetos de colección y otros artículos de la época en la que Tribhuvan era rey. Aunque su estética es maravillosa, el museo no dispone de traducciones al inglés o de información sobre los objetos. Entre ellos, los adornos con gemas incrustadas que el rey empleó cuando fue coronado, entre ellos, tronos, trofeos, armas y un lujoso ataúd.

Si tienes la posibilidad de leerlos, los artículos de prensa de 1950-1951 y las fotografías relatan con todo detalle los impresionantes acontecimientos. Tribhuvan huyó a la India en busca de seguridad, capitaneó los esfuerzos de resistencia desde la distancia y posteriormente regresó una vez terminado el reinado de los Rana. Este popular personaje también dio su nombre al aeropuerto de Katmandú.

Una de las múltiples estatuas de piedra y madera, patios, templos y otras instalaciones que integran el conjunto de Hanuman Dhoka en Katmandú., Nepal © jmaehl


 

Torre Basantapur

El siguiente lugar que hay que ver en las proximidades del Museo Tribhuven es la majestuosa Torre Basantapur. Tiene nueve plantas de altura, lo que la convierte en la torre más grande de las construidas por Prithvi Narayan Shah para simbolizar las cuatro ciudades principales de Katmandú. La torre de ladrillo está decorada con delicadas tallas de madera. En la parte inferior, incluso se pueden ver algunas imágenes eróticas que requieren un análisis minucioso para entenderlas. La torre ya existía antes de que Prithvi Narayan mandase construir las cuatro, aunque añadió pisos adicionales hasta alcanzar los 30 metros de altitud que se encuentran en la actualidad. Su nombre significa Pabellón de la Primavera, y su finalidad era el simple placer.

Los turistas pueden subir las escaleras para disfrutar de una vista panorámica del valle de Katmandú. Las vistas desde lo alto de sus escaleras incluyen el templo Taleju en el norte, la plaza Basantapur, los tejados de diferentes pisos del propio palacio y otras muchas cosas. Aunque no se llegue a la última planta, desde el templo se pueden ver muchas vistas maravillosas. La complicada subida merece la pena, con paredes enrejadas, campanas y campanas de viento que suenan con la brisa, y unas vistas aún más espectaculares que antes.

Basantapur Durbar, también llamada Torre de Katmandú fue edificada en ladrillo rojo y madera y es un monumento de nueve pisos de los cuales los dos más altos fueron destruidos en el terremoto de 2015 © sasimoto


 

Museo Mahendra

Baje por la Torre Basantapur hasta el Nassal Chowk o visite el Museo Mahendra. Sus laberínticos pasillos siguen la historia del rey Mahendra, como también hace el museo de Tribhuvan. Se exhiben representaciones de su oficina y gabinete, restaurados con todo detalle, y una lista de los animales que cazó con éxito en muchos países. Cuando haya completado toda la información sobre Mahendra, regrese al Lohan Chowk.

Turistas y visitantes locales en la plaza Durbar, cerca de Hanuman Dhoka. Esta foto fue realizada antes del terremoto de 2015 que originó grandes daños a muchas de las edificaciones del complejo © Yulia-B


 

Lohan Chowk

Nassal Chowk se comunica con Lohan Chowk a través de una cuidada puerta con complejas tallas de madera. El dios elefante Ganesh se alza en el vértice de la puerta. Este patio es donde los reyes Malla y algunos Shah pasaban su vida diaria. El chowk está bordeado por cuatro torres que representan las principales ciudades del Valle después de que Prithvi Narayan Shah las unificara bajo un mismo gobierno. Se alzan en cada esquina y confieren un aire majestuoso a la zona. Incluyen la torre Kirtipur, que tiene una cúpula con tejado de cobre, la torre Ialitput (Patan), que es cuadrada, la torre Basantapur, un rectángulo alto, y la torre Bhaktapur, que tiene ocho lados. El Vilas Mandi o Templo del Lujo completa el espacio entre las torres de Bhaktapur e Ialitput. Su fachada complejamente tallada presenta innumerables motivos y diseños que cubren las paredes y las ventanas.

A pesar de que la singular belleza original de estos templos y patios era muy apreciable, los daños causados por los terremotos de 1934 y la madera podrida a lo largo de los años, los estropearon de tal forma que estuvieron a punto de derrumbarse en la década de 1970. La UNESCO y la UNDR pusieron en marcha un programa de renovación para devolver al palacio su antiguo apogeo. Los artesanos locales combinaron sus habilidades con tecnología y métodos más modernos para reconstruirlo. El primer paso fue desmontarlo todo, catalogando y anotando cuidadosamente cada una de las 20.000 piezas de madera tallada o pintura. Se limpiaron, se sustituyó la madera, se hicieron cambios estructurales y luego se volvió a colocar la madera sin pintar en su lugar original para volver a disfrutarla.

La mayoría de los santuarios budistas del complejo Hanuman Dhoka tienen pinturas o grabados de los Ojos de la Sabiduría de Buda, que reflejan su naturaleza omnisciente. Tan habituales son estos ojos que todo lo ven que se han convertido en un símbolo del propio Nepal. © Tuayai


 

Mul Chowk

El Mul Chowk está ubicado detrás del patio Lohan. Está rodeado por un muro al sur que contiene un santuario dedicado a Taleju o la diosa viviente Kumari. Esta zona del palacio real es la más antigua y no se encuentra disponible actualmente para el público. Los reyes Mallas lo construyeron en 1564 y lo utilizaban principalmente para coronar a los nuevos soberanos y ceremonias de matrimonio. Durante el festival Dasain, la familia real sacrifica animales en el centro del chowk. Esta ceremonia está abierta a los hindúes locales durante un día. Los turistas deben permanecer fuera y sólo pueden asomarse a la puerta para ver las figuras talladas en madera y las diferentes decoraciones.

Un perfecto ejemplo de la gran artesanía de los artesanos newari que esculpieron estas figuras de piedra en la pared del patio de Mul Chowk en Hanuman Dhoka, Kathmandu © IpekMorel


 

Vishnu durmiente

La tercera de las estatuas durmientes de Vishnu del valle de Katmandú se encuentra en Bhandarkhal, en los jardines reales. Se sitúan al este saliendo de Lohan Chowk. Sin embargo, la única forma en que los turistas pueden ver el patio es desde el jardín de la azotea del Hotel Classic, que está cerca. El origen del hallazgo de esta estatua de Vishnu es bastante interesante. Pratapa Malla la encontró enterrada en un estanque de Gyaneshwar. Para mostrarla adecuadamente, encargó a albañiles expertos que construyeran un depósito y pidió que sólo se llenara con el depósito de la estatua de Vishnu durmiente Budhanilkantha. Se tardó más de un año en finalizar el canal que unía a ambas. Cuando se terminó y el agua corría de uno a otro, Pratapa Malla glorificó a Vishnu. Un sueño posterior que le avisaba de que se alejara de Budhanilkantha supuso que los reyes evitaban ese lugar por miedo a la muerte. Durante la excavación, los trabajadores encontraron el Kaalo Bhairab y lo trajeron de vuelta para vigilar la puerta de la plaza Durbar.

Una estatua de Vishnu reclinado en el suelo como Narayan en el templo al aire libre de Budhanilkantha, en Katmandú, permanece flotando en un tanque de agua. © Oscar Espinosa


Detalle de Vishnu reclinado, autor de toda vida, en el templo al aire libre de Budhanilkantha con una ofrenda floral © Oscar Espinosa


 

Kumari Chowk

Recorra la plaza Durbar en dirección sur para visitar el templo Kumari Chowk, que es el lugar donde se encuentra la diosa viviente. Las profusas decoraciones muestran la importancia de esta Kumari real por encima de las otras 10 o más diosas niñas de la región. Este templo representa las creencias religiosas únicas y cambiantes que toman prestados los sistemas espirituales nativos más antiguos, el budismo y el hinduismo de Nepal.

Los turistas que no sean hindúes pueden visitar el patio, que está decorado como un bahal con abundantes tallas de madera en puertas, ventanas y altas columnas, pero no pueden atreverse a subir. Las personas que deseen vislumbrar a la Kumari deben mirar hacia su ventana especial. En ciertos momentos del día y del año, ella se sienta allí deslumbrante con sus ropas rojas, accesorios plateados y un maquillaje ritual único. Su frente roja luce el diseño de un tercer ojo en el centro. Puede hacer fotos del chowk, pero nunca de la propia Kumari. En su lugar, reciba su silencioso consejo formulando una pregunta en su mente. Según las creencias, encontrará la respuesta que busca en su mirada.

Junto al Kumari Chowk se encuentra el carro utilizado para transportar a la Kumari por las calles durante el Indra Jaatra, un festival popular. La tradición establece que los pesados yugos del carro que descansan allí deben conservarse siempre. Unos pasos hacia el este le llevarán a la plaza Basantapur con sus numerosos vendedores. Puede que ahora sea un lugar ideal para comprar souvenirs, pero antiguamente era donde se alojaban los elefantes reales.

Puede que le tiente atravesar a toda prisa el Kumari Chowk, pero la experiencia será mucho más enriquecedora si se queda un rato en silencio para dejar que su mente medite sobre la importancia del edificio y la diosa viviente en forma de niña pequeña que hay en su interior.

Antiguo palacio real de los reyes Malla y dirigentes de la dinastía Shah en el recinto de Hanuman Dhoka. La plaza debe su nombre a la divinidad de los monos, Hanuman, que tiene una estatua cerca de la entrada principal.© salajean


 

Kasthamandap

Un imponente templo en el centro de toda la ciudad llamado Kasthamandap, que significa pabellón de madera, se levanta al suroeste. Su base cubre la zona de convergencia de las rutas comerciales de hace siglos. Lamentablemente, el espantoso terremoto de 2015 lo derrumbó todo. Todo lo que quedó fue el zócalo de piedra cerca de un lado. Todavía se está reconstruyendo.

Los orígenes de Kasthmandap no se saben del todo, pero el mayor consenso es que el rey Lakshmina Narasimha Malla mandó levantar el templo en 1596. Se decía que todas sus partes procedían de un gigantesco Shorea robusta o árbol de sal. Ahora, los historiadores saben que se construyó en el siglo XI ya que se cita en un manuscrito escrito en esa época. La posición cercana a las rutas comerciales y el espacio abierto en la parte inferior demostraron que alojaba temporalmente a mercaderes y viajeros que iban entre Nepal y el Tíbet.

Los comerciantes caminaban más allá de Terai, donde la fiebre palúdica era una amenaza continua, y llegaban a Katmandú para esperar a que pasara el invierno. En cuanto las nieves de las montañas tibetanas se fundían lo necesario, volvían con nuevas mercancías para la venta. El Kasthmandap fue una parte importante de la creciente posición de Nepal en el mercado mundial de aquellos lejanos días. Ayudó a Katmandú a convertirse en una potencia hegemónica en esa región del mundo.

Al transformarse el comercio, el edificio se convirtió en un templo para los fieles de Gorakhnath, un lugar para que los fieles tántricos vivieran, rezaran y para la puja del chakra tántrico. El santuario propiamente dicho se situaba en el centro del templo, y otros dioses menores también tenían santuarios en su interior. Este cambio supuso varias mejoras atractivas, pero fue adornado aún más por los reyes Malla posteriores. La entrada principal está bordeada por estatuas de leones de bronce. En la primera planta se exponen numerosas obras de arte hindú de cuentos épicos y leyendas. Como el propio edificio se consideraba entonces una interpretación de los cuatro templos de Ganesh en otros lugares del valle de Katmandú, presenta cuatro estatuas de ese dios. Las costumbres establecen que rendir culto a Ganesh aquí significa lo mismo que rendir culto en cada uno de los otros cuatro templos.

Kumari Ghar es la antigua residencia de la diosa viviente Kumari en la plaza Durbar de Katmandú. El edificio se construyó en 1757 y es un gran ejemplo de los exuberantes tallados de madera de la arquitectura nepalí. © Fotos593


 

Singha Satal (Silyan Sattal)

Otro edificio que sufrió un histórico de terremotos, tanto en 1934 como en 2015, es el Singha Satal. Justo al sur de Kasthamandap, este edificio se construyó aparentemente con madera de los mismos árboles que esa construcción más grande. Su nombre proviene de la palabra león. Este apodo está bien representado en las estatuas de leones que se levantan en cada una de las esquinas del edificio. También es recomendablr visitar el Singha Satal, ya que alberga una de las representaciones de Vishnu más codiciadas de Nepal. La figura a cuatro manos aparece como Hari Krishna encima de Garuda, un dios que se representa como una especie de pájaro hombre. La leyenda de la que proviene esta imagen incluye a Vishnu destruyendo al rey demonio Bhaumasur y rescatando a 1600 niñas inocentes.
Consejo de viaje:

Una visita a primera hora de la mañana le permitirá ver hombres rezando y mujeres ofreciendo flores a los dioses. Dedique tiempo a otra visita nocturna para poder ver los templos iluminados con velas, pequeñas lámparas y humo de incienso flotante.

 

Kabindrapur Mandir (Dhansa)

En el lado Este del Kasthamandap se levanta el templo Kabindrapur Mandir. Aquí se celebra la figura danzante de Shiva, y los bailarines locales vienen con frecuencia a rezar. Ellos y otros turistas pueden asomarse a través de la reja que bordea la planta inferior para ver a Natyeshwar, el Shiva danzante, en diferentes posturas artísticas. La arquitectura y la decoración de este templo son una de las grandes razones para visitarlo. En lo alto hay tres cúpulas que parecen jarrones blancos. Más abajo hay un balcón de compleja elaboración con siete ventanas que rodean todo el segundo piso. En las vigas de soporte, entre otras cosas, se puede observar el tallado en madera, muy admirado en esta zona.

 

Maru Ganesh (Ashok Vinayak)

Este templo de Ganesh, a pesar de ser más pequeño que otros de la zona, es muy visitado. Es una de las primeras paradas de culto tras la coronación de un nuevo rey. Se distingue por su tejado dorado realizado en 1874, cuando el rey Surendra Bikram Shah Dev ordenó su colocación. El dios elefante Ganesh, también llamado Vinayaka o Ganapati, representa la buena suerte, la fortuna y la sabiduría en la vida. Antes de que los viajeros nepaleses se marchen de la ciudad, suelen hacer una parada aquí para rezar por tener un viaje satisfactorio y seguro. La campana que cuelga de Maru Ganesh se toca con frecuencia antes de que los fieles se trasladen a otros templos. Si va a visitarlo, eche un vistazo a las ofrendas y lámparas de aceite que se venden cerca.

En los años setenta, los hippies de todo el mundo viajaban bastante a Nepal. La pequeña carretera que se prolonga hacia el oeste desde este templo fue denominada por ellos el Callejón de las Tartas porque se abrieron muchas tiendas de tartas. Ahora se llama Maru y hay gran variedad de negocios.

Kala Bhairava es el dominador del tiempo en el universo y una poderosa manifestación de Shiva. En esta foto se encuentra en el templo de la divinidad, en el Hanuman Dhoka de Katmandú, Nepal © MosayMay


 

Narayan Mandir

Entre Kumari Chowk y Kasthamandap se esconden los restos del Trailokya Mohan. El terremoto de 2015 lo convirtió en escombros y no se ha vuelto a construir. En su lugar se encuentra arrodillado Garud, el hombre-pájaro que transporta a Visnú, en una postura tradicional de Namaste con las palmas de las manos unidas. El Trailokya Mohan se edificó originalmente en honor de Narayan, nombre que los ciudadanos de Nepal dan a Vishnu.

Las fotografías del templo muestran tres plantas que se asientan sobre un zócalo de cinco escalones. Los tejados, artísticamente tallados, cubren cada una de las plataformas. Las ilustraciones que los artistas eligieron para crear los tallados recuerdan al nombre alternativo del templo: Das Avtar Dekhaune Mandi, o Templo de las Vistas de las Diez Encarnaciones. Las diez son Matsya (pez), Baraha (jabalí), Vaman (jabalí), Kurma (tortuga), Parasuram (brahmán), Narasingha (hombre-león), Krishna, Rama, Buddgha y Kalaki (destructor de pecadores).

 

Gaddi Baithak

Delante del Trailokya Mohan se encuentra el Gaddi Baithak, construido en la época de los Rana a principios del siglo XX y con un estilo arquitectónico muy particular. También sufrió el terremoto de 2015, y todavía se encuentre pendiente de reparación y reconstrucción para recuperar su antiguo encanto. Actualmente no se puede visitar. Lo interesante es que, durante su construcción, se descubrió que se asentaba sobre los restos de otro edificio, un templo del periodo Lichhavi de la historia.

Lo que hace más peculiar el estilo arquitectónico del Gaddi Baithak es su propósito de asemejarse a la Galería Nacional de Londres. Se construyó en una época en que los aristócratas y otros ciudadanos ricos de Nepal viajaban con regularidad a Europa y conocían esos estilos extranjeros de edificios. Sus altísimas columnas blancas y su estilo rectangular parecen un tanto fuera de lugar entre las estructuras tradicionales nepalesas.

Por muy poco acorde que sea con sus alrededores, el Gaddi Baithak contiene cosas muy importantes. En su interior hay un trono utilizado en su día por los reyes, complejas lámparas de araña y pinturas de tamaño natural de todos los reyes Sha a lo largo de la historia. Antes de ser dañado, el lugar acogía actos del gobierno y permitía a personas importantes rendir culto a la Kumari.

El palacio real y Teledzhu, uno de los múltiples templos que constituyen el complejo Hanuman Dhoka en la plaza Durbar de Katmandú, Nepal © irinabal18


 

Mahadeva Mandir (Maju Deval)

El Mahadeva Mandir, otro edificio importante que fue destruido por el terremoto de 2015, fue en su día un templo de gran trascendencia para bailarines y cantantes. Se levantaba en el lado Oeste de Gaddi Baithak, pero hoy solo quedan las escaleras laterales. La gente suele sentarse en ellas un rato para reponer fuerzas durante su paseo por la plaza. Lo construyó la reina Riddhi Laxmi en el año 1690 para celebrar el poder creativo de Shiva y su cualidad femenina. Esto se plasmó en representaciones del linga y el yoni, que simbolizan los genitales masculinos y femeninos respectivamente. En el templo había una representación de un Shiva danzante, el Natyeshwar de brazos múltiples, elaborada en oro, según contaban habitantes del lugar, pero fue robada hace algún tiempo. Los newars respetaban esta representación de Shiva como patrón de la danza, el canto y la música en general.

 

Shiva Parbati Mandir

Un precioso edificio que todavía se puede visitar y que no ha sufrido daños en terremotos anteriores, es el Shiva Parbati Mandir. Construido en el siglo XVIII por encargo de la realeza Shah, este templo no se centra principalmente en Shiva ni en Parbati, su esposa. Sí aparecen estatuas artísticas de ellos en la ventana, sentados uno junto al otro. La gente que viene a venerar aquí lo hace por las nueve diosas madre que se muestran en su interior, pintadas de colores y engalanadas con telas y flores. Cada una representa uno de los nueve planetas del Sistema Solar.

 

Alrededor del Taleju Bell

A medida que se camina hacia el norte, la anchura de la plaza disminuye antes de abrirse a otro patio con muchos templos alineados a sus lados. Comience su exploración por el lado izquierdo con la campana Taleju, fabricada en el siglo XVIII, y dos tambores ceremoniales. Estos tres instrumentos se han utilizado para llamar a la gente al rezo o a reunirse por otros motivos o como alarma. En la actualidad se utilizan sobre todo durante el festival Dasain.

También en el lado Oeste está el Chasin Dega, en honor a Krishna, que toca la flauta. Es un templo de ocho lados y se construyó en el año 1600.

En el lado contrario del patio, cerca del palacio, resalta en un bajorrelieve una representación de Jambhuwan, el famoso maestro de Hanuman. Cerca, en la pared del palacio, hay tres ventanas que merecen una mención especial. No sólo están encuadradas por bellas placas de marfil y oro, sino que son los lugares en los que los reyes Malla se sentaban en su día para observar los desfiles por la plaza. Desafortunadamente, toda la zona sufrió daños menores en el terremoto de 2015, pero los turistas pueden pasear y disfrutar de la zona de la campana de Taleju.

El precioso patio de Hanuman Dhoka, el antiguo palacio real de los reyes Malla. Dhoka significa puerta en nepalí © cornfield


 

La máscara Sweta Bhairava

Otro fascinante espectáculo de la zona es la máscara de Sweta Bhairava, llamada así por su peculiar representación en blanco (sweta, seto o seti). Las máscaras de Bhairava suelen pintarse de azul oscuro o negro con colores llamativos. Esta, que se expone tras una pesada estructura de madera, es principalmente blanca con tonos dorados. Su terrorífico rostro está cubierto de gemas y calaveras en forma de corona. La larga lengua, los ojos penetrantes y los afilados colmillos aumentan el efecto aterrador. Sin embargo, la gente no debe asustarse al ver la máscara de Sweta Bhairava. Esta forma de Shiva se utiliza para ahuyentar a los demonios y espíritus del mal para que no hagan daño.

Esta máscara blanca de Bhairava se fabricó en 1796 por encargo de Rana Bahadur Shah. Aunque la mayoría de la gente puede admirar el arte del dios asomándose a la reja que la cubre, se abre al público en Septiembre con motivo del tradicional festival Indra Jata. Los fieles acuden a ofrecerle alcohol de arroz. Entonces, cuando los asistentes al templo deciden que la máscara ha sido bendecida, hacen que de su boca salga licor bendito para que lo disfruten las personas que acuden a adorarla y festejarla.

 

Krishna Mandir

Las historias sobre las razones por las que el rey Pratap Malla construyó el templo Krishna Mandir en 1648 son muy variadas. Algunas personas dicen que el edificio de ocho lados era igual al templo similar construido en Patan. Otros creen que fue en respuesta a su previo intento de dominar la ciudad, que le llevó a ganarse el favor de los dioses. También podría tener que ver con el fallecimiento de sus dos esposas predilectas. Esta última idea parece confirmarse por la representación en el interior de Krishna y sus dos esposas, Rukamani y Satyabhama, de aspecto similar al de Pratap Malla y las suyas. Independientemente del motivo de su construcción, el Krishna Mandir era un edificio espectacular. Tenía tres pisos que se construían al estilo tradicional newari, con la incorporación de fuertes columnas de piedra que sostenían el tejado. La mayor parte del templo se derrumbó en el terremoto de 2015, pero la plataforma sobre la que se alzaba sigue ofreciendo a los turistas y residentes un lugar en el que sentarse o al que subir para disfrutar de una mejor vista de esta parte de la plaza.

 

Jagannath Mandir

En el lado Este de la plaza se puede ver el Jagannath Mandir, construido en estilo arquitectónico de pagoda en el siglo XVI. Este edificio se construyó para venerar al dios, al que se celebra con una fette de cuadrigas desbocadas. De su nombre procede la palabra inglesa «juggernaut». Los niveles más bajos de este templo están decorados con esculturas eróticas en madera bastante complejas. En Katmandú, estas imágenes son las más comentadas entre murmullos, ya que muestran escenas tan escandalosas como tríos, posturas atléticas e incluso zoofilia. Hay cierto grado de desacuerdo sobre la razón de este tipo de imágenes en un templo. Algunos dicen que indican a los fieles que el sexo es parte integrante del camino tántrico hacia la iluminación. La mayoría, sin embargo, cree que las decoraciones pretenden contener a la diosa virginal del rayo.

En el muro de piedra del palacio, al lado de Jagannath Mandir, hay una inscripción dirigida por el rey Pratap Malla en 1664. En 15 idiomas distintos, incluidos el inglés y el francés, el poema honra a la diosa Kali. El rey diseñó la mayoría de los templos de la plaza Durbar y escribió mucho. La leyenda dice que si alguien puede leer el poema entero, saldrá leche fresca de un grifo que se encuentra cerca.

 

Kala Bhairava

Al otro lado del Jagannath Mandir, una deslumbrante escultura llama la atención. Los historiadores piensan que fue tallada durante el periodo Lichhavi, aunque la estatua sólo se encontró entre 1641 y 1674, mientras mandaba Pratap Malla, tumbada en un campo de la región que se extiende al norte de Katmandú. La estatua mide 3,5 metros, es de piedra maciza y representa una figura de Kala Bhairab o Bharaib Negro que se regocija bailando encima de un demonio muerto. La posición de la estatua frente a la oficina de justicia se explica por leyendas. Estas historias cuentan que las personas que dicen mentiras a la vista de la estatua se ponen terriblemente enfermas, vomitan sangre y mueren. Una leyenda más moderna habla de una época en la que los testigos del tribunal mentían tanto que los gobernantes locales decidieron encerrar la estatua en un templo para que no murieran todos.

 

Taleju Mandir

El templo más grande de Katmandú tiene una altura de 40 metros. Se asienta sobre un zócalo macizo de 12 capas. El rey Mahendra Malla encargó la reconstrucción del Taleju Mandir en el siglo XVI. Se empeñó en que ningún otro edificio superara la altura de este templo. Esta norma se respetó hasta mediados del siglo XX. Su esplendor es incomparable y merece la pena visitarlo desde fuera, aunque resultó afectado por el terremoto de 2015. Todavía está siendo restaurado y renovado.

Ni siquiera cuando está sin obras, pueden entrar los turistas . A los nepalíes sólo se les permite la visita el noveno día de la festividad de Dasain. La diosa que representa es una mezcla única de la diosa madre hindú Durga y una de las diosas tántricas femeninas Taras del budismo. Los mallas descubrieron a Taleju Bhawani en el siglo XIII gracias a sus paisanos del sur de la India. Detrás del templo hay una casa de ladrillo más pequeña que aloja a la diosa Tarani Devi, hermana mayor de Taleju.

COMPARTIR ESTA ENTRADA

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments