India

Bangalore: una moderna metrópolis con mucha historia

Bengaluru (o Bangalore) teje su hechizo y seduce a sus visitantes. Su poción mágica es un brebaje de ingredientes: fascinante cultura, orgulloso patrimonio, dinámicos espacios, espíritu moderno, comida fantástica y palpitante vida nocturna. Resistirse es inútil.

por ViajeIndia.com
Impresionante vista del templo Shrungagiri Sri Shanmukha al atardecer. El templo está situado en la pintoresca colina de Bangalore y es famoso por su gigantesco señor Murugan de 6 cabezas © Manoj kumar Koneti

Una antigua ciudad y una juvenil metrópolis: Bangalore tiene una fama que ninguna otra ciudad de la India tiene. La juventud del país sabe que es un lugar dinámico y moderno donde trabajar, vivir y divertirse. En esta urbe prospera la tecnología y su palpitante estilo de vida marca la pauta nacional. Sin embargo, como ocurre en la mayoría de ciudades cosmopolitas, hay mucho más debajo de la superficie. Se trata de una ciudad que también encierra una orgullosa y venerable historia de más de 500 años marcada por acontecimientos que han hecho de Bangalore lo que es a día de hoy… y lo que seguirá siendo en el futuro. El desarrollo de la ciudad es realmente asombroso. Antaño una apresurada estructura de barro, ahora es una ciudad de posibilidades ilimitadas. Tanto la naturaleza como el hombre han contribuido al notable patrimonio de Bangalore con sus grandes palacios y verdes parques. Los lugareños son conscientes de su herencia que les llena de orgullo (que no arrogancia). Sin embargo, cuando sienten que su ciudad se ve amenazada, se alzan en activismo. Luego, una vez pasada la crisis, vuelven a acomodarse en el seno de esta dinámica urbe.

Bengaluru se ha ganado fama nacional por lo que era, es y ha llegado a ser. Es el “paraíso de los pensionistas”, la “ciudad jardín” o el “Silicon Valley indio”. Pero esta urbe es más que todo eso. Se trata de una ciudad de clima moderado que se extiende por una meseta a más de 900 metros sobre el nivel del mar, lo cual consigue evitar el calor y la humedad extremos característicos de las grandes ciudades de la India.

Y a pesar de su tamaño, de su población masiva y de un tráfico a veces imposible, Bengaluru es una madre que acoge a muchos pueblos y barrios pequeños. Y precisamente eso la hace tan especial. Se podría decir que, en realidad, esta ciudad es una colección de pueblos hermanos: unidos, pero con su propio carácter.

El ostentoso palacio de Bangalore se inspiró en el castillo de Windsor, asemejándose a un palacio inglés medieval © jishnu2602


 

Historia y patrimonio

La historia de Bangalore es un colorido desfile de acontecimientos representativo de muchas ciudades indias y que ha hecho de la ciudad lo que es. El año 1537 se considera el comienzo de la historia de Bangalore. Entonces, el señor Kempe Gowda I, vasallo de los reyes Vijaya Nagara, construyó un fuerte de barro y lo bautizó con el nombre de Bengaluru.

Sin embargo, según una leyenda de 300 años antes, el rey Veera Ballala Raya II recibió un puñado de judías hervidas y decidió construir una ciudad. Se supone que este episodio explica el nombre de la urbe: Benda Kalu = judías hervidas, Uru = ciudad. Así, el supuesto nombre original «Bendakaluru» significa literalmente «ciudad de las judías hervidas». Con el paso de los siglos, el nombre se acortó a Bengaluru. Más adelante, los británicos lo convirtieron en Bangalore, un nombre que quizá le resulte más familiar.

Algunos historiadores dudan de la leyenda y del nombre «ciudad de la judía». Sin embargo, no cabe duda de que Kempe Gowda I y su hijo, Kempe Gowda II, tuvieron una gran influencia en la fundación y posterior auge de la ciudad. Ambos gobernantes son responsables de la construcción de templos y de la creación de lagos y zonas comerciales, lo cual propició un importante crecimiento de la urbe. Además, Kempe Gowda II también emprendió la fortificación de la ciudad y, hoy en día, todavía se conservan cuatro torres de vigilancia que indican por dónde discurrían las murallas originales. En 1638, el sultán de Bijapur derrotó a Kempe Gowda III y se hizo con el control de la ciudad, entregándosela a Shahji como jagir (propiedad feudal). Posteriormente, en 1686, los mogoles derrotaron al hijo de Shahji y conquistaron la zona, arrendándosela a Chikkadevaraja, quien construyó un segundo fuerte y lo unió al primero a través de una explanada. Este nuevo fuerte acabó convirtiéndose en el actual krishnarajendra o mercado de la ciudad. Años después, los marathas llegaron a amenazar la ciudad, pero Hyder Ali y más tarde su hijo, Tipu Sultan, fueron capaces de resistir, fortificándola aún más. En 1791, el británico Lord Cornwallis capturó el fuerte durante una guerra contra Tipu Sultan. Los británicos entregaron la administración al maharajá de Mysore en 1799, pero la zona permaneció bajo control británico hasta la independencia de la India.

Bangalore creció como centro comercial, pero su desarrollo se vio muy influido cuando los británicos crearon allí el «cantonment» en el siglo XIX. A través de esta zona controlada directamente por el ejército británico, se introdujo la influencia europea en la ciudad, palpable en la construcción de edificios y en la creación de barrios diferenciados. La tecnología y el aprendizaje también se arraigaron y prosperaron aún más tras la independencia de la India. Hoy en día, Bangalore es el principal centro tecnológico de la India.

Los antiguos interiores del palacio de Bangalore, cuyo estilo arquitectónico es una mezcla de Tudor y gótico escocés, con enormes lámparas de araña © Foofa Jearanaisil


 

Antiguos fuertes y palacios

La historia de Bengaluru aún es visible en la ciudad. Antaño, las cuatro torres Kempe Gowda marcaban los límites de la urbe y todavía se conservan, como también se conservan partes del fuerte de Bengaluru, situado en el centro de la ciudad. Este fuerte tiene altos muros de piedra, elaboradas tallas e incluso mazmorras. También aún quedan restos del palacio que Tipu Sultan construyó en el emplazamiento del antiguo fuerte de barro, convirtiéndose más tarde en el refugio estival de los gobernantes de Mysore. El palacio está construido principalmente en madera y consta de columnas estriadas, arcos y balcones. También sirve de museo con objetos de la época. Sus techos son especialmente increíbles, con intrincadas tallas y vivos colores, testigos de un glorioso pasado. Tipu llamó al palacio «Rash-e-Jannat» (morada de la paz). Cerca de este palacio se encuentran la armería de Hyder Ali y otro fuerte de la época.

El palacio de Bangalore es más reciente y aún más espectacular. Fue construido en 1887 por el maharajá de Mysore Chamarajá Wadiyar, siendo evidente que se inspiró en el castillo de Windsor. Se trata de una estructura de madera y piedra enclavada en una zona verde de 400 acres. Los interiores de este palacio recuerdan a un castillo Tudor, contando con impresionantes tallas y molduras, maravillosas pinturas y elementos arquitectónicos góticos.

Vista aérea de Vidhana Soudha y el edificio del Tribunal Supremo rodeados de frondosos árboles. Bangalore ha sido conocida por muchos sobrenombres a lo largo de las décadas: “ciudad jardín”, “paraíso de los pensionistas” o el “Silicon Valley de la India” son algunos de ellos © Amith Nag


El monumento más emblemático de la ciudad, la Vidhana Soudha (casa del parlamento), es un edificio de granito con cúpulas blancas, enormes pilares y arcos. En lo alto de la cúpula central se ubica el capitel del León, emblema de la India © SNEHIT PHOTO


 

La moderna Bangalore

La historia más reciente de Bangalore ha sido testigo de un impresionante desarrollo que la ha convertido en un moderno centro tecnológico. Quizá la estructura más emblemática de la ciudad sea el Vidhana Soudha. Este edificio se construyó en 1956 y destaca por su acertada combinación de estilos arquitectónicos dravidiano, rajastaní, chola y kannadiga. El edificio es la sede del estado de Karnataka y, en sus dos alas, alberga tanto al gobierno como al poder legislativo. Todo el edificio ocupa una superficie de 700 por 350 metros. La sección central y las alas están coronadas por cúpulas, mientras que doce columnas macizas de doce metros de altura dominan la entrada.

El interior del edificio contiene frisos pintados y diversos motivos ornamentales. Una visita al interior de este edificio no resulta fácil, pero el exterior es bastante impresionante.

Frente a este edificio está el Attara Kacheri, una estructura que llama inmediatamente la atención por su color rojo (la mayor parte es ladrillo). Se trata de un edificio de dos plantas de estilo grecorromano, con pórticos jónicos en el centro y en los extremos. Un retrato de Sir Mark Cubbon, comisario de Mysore de 1834 a 1861, mira a los visitantes desde el alto techo del vestíbulo central. El Attara Kacheri es la sede del Tribunal Supremo de Karnataka y su edificación se dio por finalizada en 1868. Se trata del edificio público en funcionamiento más antiguo de la ciudad. Este edificio no solo es importante por la historia que encierra, sino porque en su día estuvo en juego su propia existencia. De hecho, en 1982 se desarrollaron planes para derribarlo y reconstruirlo, pero la opinión pública mostró tal resistencia que la idea se abandonó.

Impresionante escena nocturna del parque Lalbagh, un jardín botánico con una casa de cristal y un lago en su interior © Noppasin Wongchum


 

La ciudad jardín

Así es como muchos llaman a Bangalore y, sin duda alguna, la ciudad es merecedora de este título. Además de otros espacios, dos parques han contribuido especialmente a la reputación verde de Bangalore.

Probablemente el lugar más popular de estos espacios e ideal para alejarse del estrés y el bullicio de la ciudad y disfrutar de la naturaleza es el parque Cubbon, llamado así por el comisario de Mysore que mandó diseñar el parque instalando en su entrada una estatua de la reina Victoria. El parque abarca 300 acres de hierba verde, matorrales de bambú, flores de colores y hermosos árboles. Los afloramientos rocosos naturales también se integran creativamente en el paisaje. Esta zona verde alberga varios edificios e instalaciones, como la Biblioteca Central del Estado, un acuario y Bal Bhavan, que contiene un parque de atracciones para niños. Aunque en 1927 el parque pasó a llamarse oficialmente parque Sri Chamarajendra, popularmente se le sigue conociendo por su antiguo nombre.

A unos 3 kilómetros del parque Cubbon, en el sur de Bangalore, se encuentra Lalbagh, un jardín público extremadamente popular. Este espacio de 240 acres, trazado bajo el gobierno de Hyder Ali en 1760 y desarrollado posteriormente por Tipu Sultan, seguía el modelo de los jardines de la época mogol. Se dice que gran parte de su vegetación se importó de varias zonas de la India e incluso de Londres. Este espacio verde cuenta con la mayor colección de plantas exóticas de la India y alberga numerosas especies de aves silvestres que disfrutan del lago de 30 hectáreas del jardín, así como otros animales salvajes. Entre las atracciones especiales del Lalbagh están la “casa de cristal”, un estanque de flores de loto, un acuario, un bosquecillo de mangos, un topiario e incluso un parque de ciervos. También hay un antiguo quiosco de música de madera y un árbol fósil de unos 20 millones de años.

En el parque hay un afloramiento rocoso coronado por una torre de vigilancia construida por Kempe Gowda. El afloramiento en sí (llamado Lalbagh Rock) tiene 3.000 millones de años y es un monumento geológico nacional. Mientras, la “casa de cristal” acoge exposiciones florales muy visitadas el Día de la Independencia y el Día de la República.

Un camarero sirve cerveza artesanal en una microcervecería local © sunil ak


 

Comida y bebida

Como ocurre en cualquier ciudad cosmopolita, Bangalore ofrece una amplia oferta culinaria que no le decepcionará con platos típicos de todo el país y del extranjero. De hecho, encontrará casi cualquier cosa que desee. Pero quizá la forma más interesante de disfrutar de una auténtica experiencia culinaria en Bangalore sea visitando uno de sus tradicionales y pequeños establecimientos de comida. Una cadena de restaurantes muy popular es MTR, famosa por su cocina del sur de la India y especialmente por su rava idli, su masala dosa y su thali vegetariano. También hay pequeños restaurantes por toda la ciudad conocidos por sus deliciosos idlis. Especialmente famosos son Brahmin’s Coffee en VV Puram y Veena Stores en Malleswaram. También puede probar el CTR de Malleswaram por sus crujientes y deliciosas dosas. Además, en los últimos tiempos Bangalore ha desarrollado una auténtica cultura por el café.

La comida callejera es especialmente popular, sabrosa y barata, y está disponible en una vertiginosa variedad. Los chaats se especializan en comida de Bangalore, mientras que los dosas ofrecen platos chinos y de Gobi-Manchuria. Dos de las más populares calles de comida callejera son VV Puram y Avenue Road, especialmente concurridas por la noche. En sus puestos móviles de comida encontrará una amplia variedad de platos internacionales, como hamburguesas, costillas y comida asiática.

Por supuesto, hay restaurantes para casi todos los gustos. Dos que merece la pena visitar para probar platos regionales son Karavalli en Taj Gateway y Dakshin en The Windsor. También está Kudla, un restaurante más orientado a la cocina de Mangalore, mientras que otros restaurantes deleitan a los comensales con platos al estilo de Andhra y Kerala. Además, en Bangalore también se pueden encontrar excelentes restaurantes con platos del norte de la India, asiáticos y europeos.

Debido a su legado británico, los pubs forman parte de la escena social de Bangalore desde hace mucho tiempo, mientras que las microcervecerías han ido en aumento. Repartidas por toda la ciudad, los amantes de la cerveza pueden experimentar y disfrutar con una amplia variedad de brebajes especiales (y a veces un tanto extraños). Si es usted un fanático de la cerveza hay varios lugares populares que puede visitar, como Prost, 3 Monkeys Brewpub, Toit Brewpub, Biere Club, Windmills Craftworks, Murphy’s Brewhouse y The Arbor Brewing Company.

Un vendedor de textiles espera a los clientes en los mercados tradicionales de ropa femenina. Bangalore, el Silicon Valley de la India, es la tercera ciudad más poblada de la India con 8,52 millones de habitantes © Radiokafka


 

De compras

Bangalore tiene una amplia oferta para casi todos los gustos y estilos. En los últimos tiempos han proliferado centros comerciales que ofrecen de todo: ropa a la última, de alta gama, bohemia o de estilo informal. Estos centros comerciales también son lugares de encuentro muy populares para mirar escaparates, conocer gente, cenar o simplemente pasar el rato. Además, también hay centros comerciales dirigidos a aquellos consumidores con más poder adquisitivo, como el Vittal Mallya Road. A este centro comercial, sus costosas tiendas de marcas internacionales y exclusivas le han valido el sobrenombre del “Rodeo Drive indio”.

Pero si lo suyo no son los centros comerciales, puede darse una vuelta por las venerables calles comerciales que siguen atrayendo a multitudes de ávidos compradores. Las más famosas son MG Road, Brigade Road y Commercial Street. Los mayoristas y aquellos compradores que buscan artículos más tradicionales prefieren visitar este distrito comercial. Sin embargo, los nuevos centros comerciales son tan competitivos que prácticamente todos los distritos cuentan ya con al menos uno.

Dos crías de elefante asiático juegan con sus patas en el Parque Nacional de Bannerghatta, en Bangalore, Karnataka. El parque cuenta con una gran vida salvaje en espacios abiertos y sin jaulas © Oe Ravi


 

Rutas rápidas

Quizá le apetezca tomarse un respiro y relajarse. Puede conseguir esto gracias a excursiones de un día que ofrecen oportunidades para escapar del ruido y el bullicio de la ciudad.

Nandi Hills, por ejemplo, está a solo 60 kilómetros y ofrece un agradable paisaje de colinas rocosas y escarpados acantilados. Su altitud de 1.500 metros sobre el nivel del mar también hace que esta zona se mantenga fresca durante el verano. Aquí, las rutas de senderismo son bastante populares y, a pesar de las rocas, estas colinas tienen una flora muy diversa y muchas aves (¡atención a los observadores de aves!). Si lo suyo es el senderismo, en estas colinas también encontrará interesantes atracciones, como el Tipu’s Drop, de 600 metros de altura y donde Tipu Sultan «dejaba caer» a los prisioneros condenados o el templo de yoga Nandeeshwara, donde se puede entrar en contacto con el cuerpo y el alma. Antes de su visita, le aconsejamos que contacte con un guía local para obtener un listado completo de los lugares que merece la pena visitar. Muchos famosos han visitado estas colinas con la intención de sentirse renovados y alejarse del mundo. Tipu Sultan era un visitante frecuente, mientras que Mark Cubbon construyó una casa allí. Otros visitantes famosos fueron Jawaharlal Nehru, Mahatma Gandhi y la reina Isabel II.

El bosque más cercano a la ciudad se encuentra a unos 25 kilómetros al sur. El Parque Nacional de Bannerghatta consta de unas 25.000 hectáreas y ofrece a los visitantes la oportunidad de ver elefantes en su entorno natural. También hay safaris de leones y tigres, y un zoo especialmente popular entre los más pequeños. Este parque cuenta con una red de rutas de senderismo, mientras que los cercanos lodges y resorts ofrecen un práctico lugar para pernoctar.

Otra maravilla de la naturaleza es el magnífico santuario de aves de Ranganathittu. Esta zona boscosa, a 130 kilómetros de Bangalore, es un país de las maravillas de 40 acres de agua con encantadores animales y espectacular flora, siendo también muy conocido por su increíble número y variedad de aves. El santuario contiene seis islas situadas en el sinuoso río Cauvery. Los densos bosques ripuarios en el interior del bosque ofrecen a las aves un hábitat ideal. A la entrada del santuario se ha habilitado un parque que ofrece a los visitantes la posibilidad de relajarse y observar las aves. Para ver la fauna más de cerca, se puede dar un paseo en barca por los numerosos islotes boscosos. Algunas de las muchas especies de aves que se pueden avistar aquí son cuatro variedades de cigüeñas, además de garcetas, garzas, martines pescadores, patos y pelícanos. En este bosque también hay nutrias, macacos (monos), zorros voladores (murciélagos enormes), mangostas y cocodrilos. Si quiere disfrutar al máximo de la experiencia, no programe una visita en época de lluvias porque las excursiones en barco se suspenden debido a las inundaciones.

Si le gustan más las excursiones culturales, Janapada Loka está a solo 50 kilómetros. Se trata de un complejo museístico de 15 acres que muestra la cultura popular de Karnataka. El museo alberga un gran número de piezas y objetos que ilustran la vida cotidiana, como enseres domésticos y juguetes. Entre los artefactos también hay armas nativas y utensilios de pesca y caza. El complejo también incluye un teatro al aire libre, entre otras atracciones.

Para los entusiastas de la historia, una visita a Srirangapatna bien merece el viaje de 125 kilómetros. Esta ciudad, completamente encerrada como una isla en el río Cauvery, es casi una representación de la historia de Karnataka en miniatura. Los mitos, leyendas e historias de la zona se ven claramente reflejados en prácticamente cada esquina. Incluso se podría pensar que la ciudad aún vive bajo el gobierno de Hyder Ali, Tipu Sultan o la dinastía Wadiyar. La ciudad está enclavada entre las ruinas del fuerte construido por Tipu y fue la capital de Mysore bajo su mandato. Aquí, las huellas de Tipu y Hyder son bastante palpables. Por ejemplo, Daria Daulat, la residencia de verano de Tipu, es una fascinante estructura de madera. Mientras, Gumbaz contiene los restos de Hyder, Tipu y toda su familia. Otras atracciones de visita obligada son el famoso e importante templo de Ranganathaswamy y Sangama, donde se funden el río Cauvery y el Arkavati, o el calabozo del coronel Bailey. Este último es un lugar que Tipu Sultan utilizaba como prisión para oficiales británicos. Según la leyenda, Lord Bailey fue el único oficial británico que murió allí.

A solo quince kilómetros nos encontramos con la legendaria ciudad de Mysore, capital de Tipu y los Wadiyars y urbe de palacios, jardines y templos, surcada por bulevares y perfumada con jazmines. Mysore ha inspirado a escritores y poetas, sirviendo de inspiración para Malgudi, la ciudad ficticia que aparece en las novelas de uno de los residentes de Mysore, R.K. Narayan. Aquí, merece la pena visitar el palacio de Mysore, el palacio de Jaganmohan, las colinas de Chamundi, los jardines de Brindavan y el Museo del Ferrocarril. Si busca recuerdos interesantes, debería fijarse en los artículos de sándalo y los saris de seda y, bajo ningún concepto, olvide probar el Mysore Pak, un delicioso dulce que lleva el nombre de la ciudad.

Una gran vista del Aeropuerto Internacional de Bangalore, oficialmente conocido como Aeropuerto Internacional Kempegowda © Pradeep Kumar KV


 

Cómo llegar

Bangalore cuenta con el Aeropuerto Internacional de Kempegowda (a 40 kilómetros del centro de la ciudad) y se puede llegar fácilmente en avión desde las principales ciudades indias. La ciudad es también un importante centro de conexiones regionales para trenes y autobuses.

 

Cuando visitar

La temperatura media en Bangalore es más suaves de septiembre a febrero, mientras que las precipitaciones más abundantes se extienden de mayo a octubre.

Un vuelo embarca a los pasajeros en el Aeropuerto Internacional de Kempegowda. Este es el tercer aeropuerto con más tráfico de pasajeros de la India © Pradeep Thomas Thundiyil


 

Imágenes de nuestro viaje a Bangalore

Impresionante vista aérea de la Biblioteca Central del Estado de Karnataka, construida en 1915 y situada ahora en el interior del exuberante parque Cubbon. Siendo el paraíso de los parques de Bangalore, el exuberante parque Cubbon de 120 acres es el principal pulmón verde de la ciudad y brinda a los urbanitas la oportunidad de hacer una pausa y desconectar. Los preciosos momentos que se pasan allí, lejos del frenético ritmo de una próspera megalópolis, representan una especie de viaje al pasado cuando Bangalore no era más que una somnolienta ciudad acantonada conocida como la “ciudad jardín”. Los enamorados, tanto jóvenes como mayores, pasean con un aire de acogedora intimidad, protegidos por una ciudad inquieta y por su palpitante aura comercial. Otros, deseosos de mantenerse en forma, entrenan en los verdes alrededores, mientras que grupos de jóvenes estudiantes se entretienen con sus libros o dejándose acariciar por la brisa para descansar un poco de tanto estrés. Cuando visite Bangalore, no olvide darse un paseo por este parque, sobre todo cuando la suave luz del atardecer lo cubre con un etéreo resplandor © Amith Nag


Vista arquitectónica de la catedral de St. Marks, Bangalore, Karnataka © Shailendra Sood


La ciudad de Bangalore no es solo empresas de TI y grandes centros comerciales. El 80 % de sus habitantes son personas de clase media que viven en pequeñas casas e incluso en barrios marginales diseminados por toda la ciudad © Nan Li


Un devoto indio adora la estatua gigante de Ganesha, una de las deidades más veneradas de la religión hindú, en las afueras de Bangalore. Esta enorme estatua de Ganesha en la carretera Bangalore-Mysore tiene cinco caras © VasukiRao


Varios fieles en el exterior del templo Cheluvanarayana Swamy de Melkote, en el estado de Karnataka. Se trata de un bonito templo con pilares magníficamente tallados y del que se dice que tiene más de 1.000 años de antigüedad © VasukiRao


Los bangaloreanos disfrutan del nuevo sistema de transporte ferroviario en la estación de metro de MG Road. Esta es una de las estaciones de la línea púrpura del metro Namma © Shylendrahoode


Gran vista aérea panorámica del Orion Mall, un centro comercial de categoría mundial en todos los aspectos. El edificio ha establecido altos estándares en construcción, arquitectura, experiencia al consumidor y marketing en Bangalore © Amith Nag


Mujeres indias ejecutan el proceso de elaboración del vino con uvas tintas © Manubahuguna


Vista aérea panorámica de la parada de autobús de Majestic City, la estación de metro de Kempegowda, la parada de autobús de KSRTC y la estación de tren de City al atardecer © Amith Nag


Gigantesco ídolo de arcilla de tres metros del dios hindú Ganesha, situado en un templo cerca de Bangalore © Amith Nag


Gran vista del magnífico Templo Krishna de ISKCON bajo el claro cielo azul. Este bien mantenido templo es uno de los lugares más tranquilos de la ciudad © Amith Nag


Bonita vista aérea del antiguo templo hindú Ramanjaneya en Hanumanthanagar, Bangalore. Este templo está situado en la cima de la colina Ramanjaneya adyacente a KH Kalasoudha y al parque Hanumanthanagar y está rodeado de exuberantes vegetación © Amith Nag


Fascinante vista aérea del templo Bhoga Nandeeshwara, en Chikkaballapur, Bangalore, cerca de Nandi Hills, Karnataka. Se trata de un magnífico ejemplo de arquitectura dravídica, siendo un templo de 1000 años de antigüedad dedicado al dios hindú Shiva © Amith Nag


El Chowdiah Memorial Hall es un asombroso centro cultural de representaciones musicales y teatrales en Bangalore. El auditorio está construido en forma de violín clásico con hermosos y frondosos céspedes a su alrededor © Amith Nag


Preciosa imagen aérea tomada con un dron de la Pagoda Bodhi Rasmi, dentro del monasterio budista Mahabodhi Dhammaduta Vihara, situado en Bangalore, Karnataka © Amith Nag


Majestuosa vista panorámica del Orion Mall, el World Trade Center y el complejo Brigade Gateway, construidos uno junto al otro en la ciudad de Bangalore © Amith Nag


Fascinante vista aérea del cruce CloverLeaf en NICE Road. Se trata de una autopista privada de peaje de cuatro a seis carriles que conecta las ciudades de Bangalore y Mysore © Amith Nag


Las colinas Nandi Hills, famosas entre los amantes de la aventura, forman la estación de montaña más cercana a Bangalore y fueron utilizadas por Tipu Sultan y por los británicos para escapadas cortas © PREJU SURESH


Puede que los centros comerciales sean el nuevo foco del consumismo, pero las zonas comerciales tradicionales, como Brigade Road, siguen atrayendo hordas de compradores © Jean-Yves Barralis


Bonito templo jainista Mandaragiri, buen ejemplo del jainismo, situado en las colinas Mandaragiri, Basadi Betta (Tumkur, Bangalore) © Kakudmi


Los kebabs Fiery Seekh, delicias de ramzan servidas de camino a la mezquita durante Ramzan Food Mela en la ciudad de Frazer en Bangalore © Situ Gupta


La galería de arte Venkatappa y el Museo Industrial y Tecnológico Visvesvaraya, situados en Bangalore © shailen photography


Un enorme cine de Bangalore con varias motos aparcadas en fila para ver una película kannada © Nopkamon Tanayakorn


Gigantesco ídolo de arcilla de tres metros del dios hindú Ganesha, situado en un templo cerca de Bangalore © Amith Nag


Fantástica vista de la Librería Central del Estado, conocida como Seshadri Iyer Memorial Hall, que tiene un inusual color rojo con un ventanal redondo © shailen photography


Preciosos interiores de la basílica de Santa María, una espaciosa iglesia gótica diseñada por un arquitecto francés y construida en forma de cruz © Denis.Vostrikov


Vista del interior de la cúpula de la casa de mariposas de Bannerghatta. Este recinto circular de 3.000 metros cuadrados, el primero de su clase en Bangalore, es un festín tanto para los ojos como para el cerebro © AjayTvm


Un caza Sukhoi Su-30 de las Fuerzas Aéreas indias volando en Aero India 2019. Aero India es un espectáculo aéreo y una exposición de aviación que se celebra en Bangalore cada dos años © Joe Ravi


Majestuosa vista aérea de un gran paso elevado en medio de los altos edificios situados en Bangalore © Soul and Fuel


Sri Dakshinamukha Nandi Tirtha Kalyani Kshetra, Bangalore. Lo asombroso de este templo es la theertha (el agua) que emerge de la boca del dios Nandi desde hace más de cien años © Shivram


Mujer entra en una bonita tienda de muebles vintage, objetos de arte y antigüedades situada en un mercado de segunda mano © Radiokafka


Bonita vista del Centro del Patrimonio HAL y Aeroespacial. Es el primero de su clase en la India, fundado en 2001 y situado en la intersección de HAL Old Airport Road y Basavanagar Road, Bangalore © Shailen photography


Desayunos tradicionales del sur de la India con un plato que incluye dosa, idli, vada, upma, baño kesari con curry indio picante y chutney servido en una hoja de plátano © KreativKolors


Mujer vende cacahuetes crudos en el mercado KR, también conocido como City Market. Se trata del mayor mercado mayorista de productos básicos © sunil ak


Jornaleros descargando un camión, mientras los comerciantes venden verduras en una calle de Bangalore © PI


Carteles de películas del veterano actor de superéxitos Dr. Raj Kumar en un marco dedicado a su memoria sobre su sepultura © Manju Mandavya


Trabajadores de una tienda de tornos y cuchillos esperando a los clientes en Market Street © Radiokafka


Vendedores de fruta en sus bicicletas en una calle sin nombre de Bangalore. Aproximadamente, el 42 % de la población india vive por debajo del umbral internacional de pobreza situado en 1,25 dólares al día © Brandon Bourdages


El templo de Nandishwara es un bonito complejo dedicado a Shiva y ubicado en Nandi Hills. Situado a unos 60 km de Bangalore, este templo es un monumento protegido por el Archaeological Survey of India (ASI) © PREJU SURESH


Dos taxistas reparan sus rickshaws, comúnmente conocidos como tuk-tuk, mientras los viajeros esperan en una calle de Bangalore © Denis.Vostrikov


Niños corriendo y jugando junto a una chabola que vende condimentos en la ciudad © Kaarthikeyan.SM


Una gran multitud espera en el exterior del conocido hotel «Vidyarthi Bhavan», cuyo nombre también está escrito en la lengua local «kannada» © Kaarthikeyan.SM


Intrincadas tallas de sagrados símbolos religiosos hindúes impresas en un puerta de madera en las calles de Bangalore © SurabhiArtss


Hipnotizante vista del Ayuntamiento de Sir Puttanna Chetty bajo las nubes, Bangalore. Se trata de una gran estructura de piedra que ha sabido mantener su identidad incluso en la actual era de los rascacielos y los edificios modernos © Sagittarius Pro


Bonita vista del gigantesco árbol de algodón de seda, también conocido como Bombax sp., en el jardín Lalbagh © RealityImages


Vista aérea de una carretera de cinco vías con vehículos esperando en un atasco cerca de la oficina de BBMP Bengaluru, Karnataka © lakshmiprasada S


Impresionantes recorridos semafóricos nocturnos en torno al estadio de críquet Chinnaswamy en Bangalore © Amith Nag


Daria Daulat fue la residencia de verano del valiente y renombrado gobernante de Mysore, Tipu Sultan. Aparte de las pinturas de la corte real, el palacio de Tipu tiene pilares estriados y arcos con hermosas tallas © Kev Gregory


Una enorme y amplia sala de la Biblioteca Central del Estado de Karnataka adornada con antiguas estanterías de madera. Con su arquitectura de estilo gótico y albergando 2.500.000 libros la biblioteca sigue sirviendo como lugar de referencia, no estando permitidos los préstamos de libros © Radiokafka


Un vendedor de souvenirs en el templo de Nandi, Dodda Basavana Gudi, situado en el parque Bugle Rock, en Bangalore © Kev Gregory


Preciosa captura en la que un matrimonio consigue que un sacerdote bendiga su nuevo ciclomotor en el templo del Toro de Bangalore © Kev Gregory


Captura con zoom de ídolos tallados en el templo Yoga Nandeeshwara. Este increíble templo dedicado al señor Shiva tiene más de 1000 años y fue construido por cholas, cerca de Nandi Hills, Bangalore © Chaithanya Krishnan


Tres artesanos musulmanes realizan trabajos de bordado en piezas de ropa según el tradicional y bello método de la India © PI


Shivagange es un pico de montaña cerca de Dabaspet famoso como ruta de senderismo y con una altura de 800 metros. En el camino hay antiguos templos dedicados al señor Shiva © Naveen KG


Un hombre musulmán muestra una piel de oveja pelada sujetándola con las manos en su pequeña curtiduría donde convierten pieles de animales en cuero © Denis.Vostrikov


Uno de los templos más antiguos y auténticos de Bangalore es el templo del Toro, también conocido como templo de Nandi. Los lugareños lo llaman popularmente «Dodda Basavana Gudi» y es el templo más grande del mundo dedicado a Nandi © ManeeshUpadhyay


Bista ampliada de una gigantesca estatua del señor Shiva en el Templo Kempfort Shiva, conocido por la estatua de Shiva de 20 metros, Bangalore © RPBaiao


Impresionante vista del templo Sri Dwadasha Jyotirlinga, un templo hindú situado en las colinas Omkar. Se trata de un templo muy singular en el estado de Karnatake donde se pueden ver todos los doce jyotirlingas (réplicas) © suronin


Un vistazo a una tienda de dulces donde el propietario espera a los compradores © Radiokafka


Majestuosa vista de la catedral anglicana de San Marcos, conocida por su maravillosa arquitectura europea antigua y por los grandes árboles que la rodean, Bangalore © Claudine Van Massenhove


Tienda callejera de plátanos en el mercado de fruta de la ciudad donde un cliente regatea © Radiokafka


Varios vendedores de verduras verdes esperan clientes en el mercado agrícola © Radiokafka


Libros de segunda mano a granel en las librerías callejeras © Denis.Vostrikov


Diferentes variedades de vasijas de cerámica HDR e ídolos de dioses expuestos en un mercadillo de Bangalore © Kavisimi


Multitud de autobuses en la estación de Kempegowda, más conocida como Majestic Bus Station por ser una gran estación de autobuses con tráfico congestionado en el centro de Bangalore © lakshmiprasada S


Gran vista del Mayo Hall, un edificio gubernamental situado en el centro de Bangalore. Se trata de una notable estructura de ladrillo y argamasa construida en memoria del cuarto virrey de la India (1872), Lord Mayo © ARAVIND TEKI


Un turista camina por el interior del fuerte de Bangalore, un impresionante edificio también conocido como el fuerte de Tipu Sultan y fiel testimonio de la rica historia del reino de Mysore © Nopkamon Tanayakorn


Conocida tienda minorista en el centro comercial Orion de Bengaluru. Se trata de un bonito y enorme centro comercial con tiendas de marcas internacionales y un patio de comidas rodeado de fuentes, un lago y un emblemático edificio del World Trade Centre © singh_lens


Entrada principal del concurrido, dinámico y abarrotado mercado KR en el corazón de la ciudad © Denis.Vostrikov


Colorido mercado de flores con un gran número de vendedores de guirnaldas en las calles de Bangalore © vijay kumar H


Magnífica vista del lago Ulsoor, uno de los más grandes de la ciudad y situado cerca de la carretera MG. El lago se extiende sobre una superficie de 50 hectáreas en Bangalore © Shweta Onlinetester


COMPARTIR ESTA ENTRADA

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments